EXCLUSIVA-Tesla frena compra de terrenos en Shanghái debido a tensiones entre EEUU y China: fuentes

SHANGHÁI (Reuters) – El fabricante estadounidense de autos eléctricos Tesla Inc frenó sus planes de compra de terrenos en Shanghái para ampliar su planta local y convertirla en un centro de exportación global, dijeron personas con conocimiento del tema, ante la incertidumbre por las tensiones entre Estados Unidos y China.

Debido a que aún siguen vigentes los aranceles adicionales de un 25% que el gobierno del expresidente Donald Trump impuso a los vehículos eléctricos importados desde China, Tesla ahora busca limitar la proporción de China en su producción global, declararon dos de las cuatro fuentes.

Tesla había considerado anteriormente expandir las exportaciones de su Model 3 fabricado en China a más mercados, incluido Estados Unidos, dijeron fuentes a Reuters, un plan que no se había informado anteriormente.

Tesla actualmente envía Model 3 fabricados en China a Europa, donde está construyendo una fábrica en Alemania.

La fábrica de Tesla en Shanghái está diseñada para fabricar hasta 500.000 automóviles por año y actualmente produce vehículos Model 3 y Model Y a una tasa de 450.000 unidades por año.

En marzo, Tesla no hizo una oferta por un terreno ubicado al otro lado de la carretera frente a la planta porque ya no busca impulsar significativamente la capacidad de producción en China, al menos por ahora, dijeron tres de las fuentes, que pidieron reserva de su identidad porque las discusiones son privadas.

En un comunicado a Reuters, Tesla sostuvo que su planta de Shanghái se está «desarrollando según lo planeado».

El gobierno de la ciudad de Shanghái, que respaldó la creación de una fábrica de propiedad total de Tesla en China -lo que convirtió a la compañía en la primera automotriz extranjera a la que no se le exigió formar una empresa conjunta-, no respondió a una solicitud de comentarios.

Tesla nunca declaró la intención de adquirir el terreno, que es aproximadamente la mitad del tamaño del sitio de 80 hectáreas que alberga las actuales instalaciones de Tesla y permitiría a la compañía aumentar la capacidad en otros 200.000 a 300.000 autos, dijeron dos de los fuentes.

Las ventas de Tesla en China están aumentando a pesar de la creciente presión de los reguladores en el país, después de denuncias de consumidores sobre la seguridad de sus productos y un análisis de cómo maneja los datos.

La compañía generó 3.000 millones de dólares en ingresos en China en los primeros tres meses de este año, más del triple de las ventas del año anterior y una cifra que representa el 30% de sus ingresos totales.

Los documentos de construcción publicados en un sitio web del gobierno en marzo muestran que Tesla está renovando su planta en Shanghái para aumentar su capacidad.

Tesla todavía tiene espacio disponible, destinado a la producción pero actualmente utilizado como estacionamiento, en su terreno en Shanghái.

Una de las personas dijo que Tesla podría expandir su capacidad más allá de 500.000 en el lote existente. Otro indicó que la empresa podría adquirir más terreno para más líneas de producción de automóviles en el futuro.

(Reporte de Zhang Yan en Shanghái y Yilei Sun y Tony Munroe en Pekín; Reporte adicional de Hyunjoo Jin en San Francisco; Editado en Español por Ricardo Figueroa)

tagreuters.com2021binary_LYNXMPEH4A0US-BASEIMAGE

Compruebe también

MERCADOS A.LATINA-Monedas cierran con ganancias en medio de retroceso global del dólar

Por Froilan Romero SANTIAGO, 4 jun (Reuters) – Las monedas de América Latina cerraron con …