Brainard de la Fed: débil reporte de empleo de abril demuestra el «valor de la paciencia»

Por Howard Schneider y Ann Saphir

WASHINGTON (Reuters) – El débil reporte de empleo de abril en Estados Unidos demostró el valor de la voluntad de la Reserva Federal de esperar antes de reducir su respaldo a la economía para garantizar que la recuperación está totalmente en camino, dijo la gobernadora de la entidad, Lael Brainard, el martes.

Las 266.000 posiciones agregadas en las nóminas de abril se quedaron muy por debajo de las expectativas que apuntaban a la creación de un millón o más de empleos, y Brainard relacionó la diferencia a las complejidades de reabrir una economía que sigue combatiendo una pandemia.

Aunque la economía se está fortaleciendo y sumará empleos a un ritmo más rápido en los próximos meses, el reporte de abril «nos recuerda que los resultados realizados pueden divergir de las proyecciones adelantadas y subraya el valor de la paciencia», dijo Brainard en declaraciones virtuales a la Society for Advancing Business Editing and Writing.

«A medida que la economía reabre por completo y la recuperación logra impulso, será importante seguir centrados de forma paciente en lograr los resultados de máximo empleo e inflación en nuestra orientación», agregó.

La Fed se ha comprometido a mantener sus programas de crisis hasta que esté más seguro de que la economía ha superado los efectos nocivos de la pandemia.

Eso significa mantener las tasas de interés cercanas a cero y comprar 120.000 millones de dólares en activos gubernamentales cada mes, aunque se espera que la economía crezca a su ritmo más rápido desde principios de los años 80 y crece la preocupación de que la inflación pueda acelerarse como resultado.

Se espera que los nuevos datos de precios al consumidor de esta semana alimenten el debate sobre si la Fed está creando riesgos por su propia cuenta al dejar sus políticas flexibles en su lugar incluso pese a que la recuperación se acelera.

No obstante, Brainard repasó la lista de asuntos que pueden estar creando fricciones y aumentando los costos en los mercados: escasez de chips de computadoras, vacilación en las vacunas entre algunas personas, lo que deja a otras reacias a regresar a trabajos de contacto cercano, colegios aún cerrados que impiden el retorno al trabajo de las mujeres, y dijo que espera que todos se resuelvan con el tiempo.

«En la medida en que la congestión de la cadena de suministro y otras fricciones de reapertura sean transitorias, es poco probable que generen una inflación persistentemente más alta por sí mismas», dijo Brainard, destacando que algunas de las fuerzas que podrían generar precios más altos ahora -un aumento de la demanda a medida que la gente vuelve a la actividad normal, por ejemplo- no se repetirán.

El gasto fiscal del gobierno también disminuirá el próximo año.

(Editado en español por Carlos Serrano)

tagreuters.com2021binary_LYNXMPEH4A14M-BASEIMAGE

Compruebe también

JD Sports comprará una participación del 80% en el minorista online español Deporvillage

28 jun (Reuters) – JD Sports Fashion dijo el lunes que su unidad española comprará …