Berlín cree que el certificado COVID-19 será una «señal clara» para abrir los viajes en la UE

11 may (Reuters) – Alemania espera que se llegue rápidamente a un acuerdo sobre el certificado COVID-19, que podría permitir a los ciudadanos viajar con más facilidad por la Unión Europea, mientras cada vez hay más países que abren sus fronteras ante la reducción de las tasas de infección de cara a la temporada de vacaciones de verano.

Los ministros de Asuntos Europeos se reunieron el martes en Bruselas para discutir los detalles del «certificado verde» que la UE pretende introducir en junio, pero las conversaciones entre la Comisión Europea, los miembros del Parlamento Europeo y los Gobiernos de la UE aún no han llegado a un acuerdo.

El ministro alemán de Asuntos Europeos, Michael Roth, dijo a los periodistas que esperaba encontrar una solución en unas semanas.

«Esto no sólo es importante para los países que dependen del turismo, sino para todos nosotros: es… una señal clara para la libertad de circulación y para la movilidad en la Unión Europea», dijo Roth en Bruselas.

«Debemos enviar un mensaje claro de que estamos progresando. Esto es muy importante de cara al verano», añadió.

El certificado permitiría a las personas vacunadas, que se hayan recuperado de la COVID-19 o que tengan resultados negativos en las pruebas, moverse con mayor facilidad en el bloque de 27 países, donde las restricciones a la circulación han lastrado el sector de los viajes y el turismo durante más de un año.

A medida que la campaña de vacunación en la UE se acelera, con 200 millones de vacunas administradas y el descenso de las tasas de infección por COVID-19, Europa empieza a reabrir ciudades y playas, lo que genera esperanzas para la temporada de vacaciones de verano. 

(Información de Sabine Siebold, edición de Marine Strauss y Robin Emmott; traducción de Flora Gómez en la redacción de Gdansk)

tagreuters.com2021binary_LYNXMPEH4A0KX-BASEIMAGE

Compruebe también

Extrema derecha francesa consigue débiles resultados en las regionales

Extrema derecha francesa obtuvo resultados peores a los previstos en las elecciones regionales del domingo, según sondeos a boca de urna