La tentación de lo prohibido seduce

En la mitología griega, la manzana se convirtió en la discordia, en aquella historia la ninfa Eris, declaró que una manzana de oro fuera otorgada a la diosa más bella del Olimpo. Hera, Afrodita y Atenea se disputan el trofeo, tanto que Zeus recurrió a Paris, un mortal, para que decidiera quién era la ganadora. Éste, que era nada menos que el hijo de Príamo, rey de Troya, le otorgo la fruta a Afrodita.

Desde hace años la manzana ha sido la representación del paraíso y del pecado. Los primeros amantes del Génesis – Adán y Eva- sucumbieron al fruto prohibido dejándose cautivar por el dulce placer. Tú también puedes aprovechar el tiempo que tienes a solas con tu pareja y seducirlo con una manzana, recuerda que ella es simbología que expresa la sensualidad por excelencia y su intenso color rojo estimula el apetito sexual.

Mantener vivo el deseo sexual es vital en la pareja, sorpréndelo con una ropa sexy, atrévete a probar nuevas posiciones, sedúcelo con una manzana, míralo a los ojos y dale una pequeña mordida a la manzana, juega con el roce piel a piel, incrementa las sensaciones y combínalos con movimientos eróticos, verás como se enciende. Los hombres y las mujeres disfrutan del contacto en especial si se toca esas zonas erógenas, fomenta la complicidad y, claro, disfruta al máximo de una noche increíble.

Y si come una manzana regularmente le ayudará a aumentar la capacidad de lubricación femenina. Así que mientras más coma, mejor sexo tendrá.

Notiespartano

Compruebe también

Las parejas más felices son las que menos aparecen en las redes sociales

Estás tan feliz en tu nueva relación de pareja que te encantaría gritarle al mundo lo feliz …