Accidente de metro cimbra a favoritos a sucesión presidencial de México

Por Dave Graham

CIUDAD DE MÉXICO (Reuters) – El dramático derrumbe de un paso elevado del metro de Ciudad de México que dejó al menos 25 muertos ha asestado un golpe a dos de los aliados más importantes del presidente Andrés Manuel López Obrador, quienes son ampliamente vistos como los principales candidatos para sucederlo.

El accidente del lunes por la noche despertó preocupación por la infraestructura de la capital, en particular la Línea 12 del metro, donde ocurrió el siniestro, y un proyecto insignia del canciller Marcelo Ebrard cuando gobernó la ciudad entre 2006 y 2012.

El nombre de Ebrard está fuertemente asociado con la Línea 12, cuyos problemas también se han convertido en un dolor de cabeza para la actual alcaldesa capitalina, Claudia Sheinbaum, quien ha sido criticada por otros incidentes en el sistema del metro desde que asumió el cargo hace dos años y medio.

Desde su apertura en 2012, la Línea 12 ha tenido un amplio historial de problemas, sufriendo interrupciones y cierres debido a fallas técnicas, así como acusaciones de corrupción en su construcción.

En la conferencia de prensa matutina de López Obrador, periodistas pidieron a Ebrard y Sheinbaum que explicaran cómo la línea del metro podría haber sido tan defectuosa, citando denuncias y quejas de los usuarios antes del desastre.

Ambos políticos dijeron que se debe realizar una investigación exhaustiva e instaron a la población a esperar sus resultados.

«El que actúa con integridad no debe tener temor a nada», aseveró Ebrard, quien ha rechazado sistemáticamente la idea de que hubo irregularidades en el proyecto, que inauguró a fines de octubre de 2012, un mes antes de que terminara su mandato como alcalde.

Cuando se le preguntó si le preocupaba que lo culpen por el accidente, Ebrard señaló que «la entrega definitiva» de la obra terminada al gobierno de Ciudad de México ocurrió en julio de 2013, varios meses después de que dejó el cargo.

Sheinbaum, en una conferencia de prensa posterior, sugirió que el colapso habría ocurrido por un problema estructural y llamó la atención sobre el hecho de que Línea 12 tenía una «historia».

«Aquí el tema es quién es responsable», afirmó, cuando se le preguntó si se debería despedir a la directora del metro.

Expertos políticos consideran a Ebrard y Sheinbaum como los principales rivales para suceder a López Obrador cuando su gestión culmine a fines de 2024, aunque ninguno ha declarado públicamente que serán candidatos. López Obrador no puede volver a postularse, constitucionalmente.

Un portavoz de Ebrard dijo que no pensaba en el 2024, y que su prioridad era que se atendiera a las víctimas y que se realizara una investigación independiente para establecer qué había desencadenado la tragedia.

La oficina de Sheinbaum se negó a comentar.

López Obrador, que ocupa un lugar destacado en las encuestas a medida que se acerca a la mitad de su mandato, ha buscado reducir los lucrativos contratos para las grandes empresas, pero también ha presionado a sus aliados para que se aprieten el cinturón, alimentando las críticas de que ha dañado los servicios públicos.

¿DE QUIÉN FUE LA CULPA?

Quizás la figura más poderosa de la administración después del presidente, Ebrard es visto como un político moderado a la derecha de López Obrador. Sheinbaum es considerada más cercana al mandatario, quien a menudo busca subrayar su vínculo con ella.

El accidente ocurrió unas semanas antes de las elecciones intermedias del 6 de junio que determinarán quién controla la cámara baja. Las encuestas de opinión sugieren que el partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), de López Obrador, dominará los comicios.

Si bien no estaba claro si el percance tendría un impacto electoral importante, podría erosionar la confianza en Morena en el área de la capital, dijo Federico Berrueto, director general de la encuestadora GCE.

Ciudad de México ha estado dominada por la maquinaria política de López Obrador desde que ganó las elecciones como alcalde en 2000.

Los problemas aumentarán para el gobierno si el accidente del metro se ve como un ejemplo de su incompetencia, dijo Berrueto.

Cinco personas con las que habló Reuters en el lugar del colapso lo relacionaron con el nombre de Ebrard.

Ramón Pedraza, un hombre de 53 años que vive cerca del derrumbe, criticó el papel del exalcalde en la Línea 12, acusándolo de tomar atajos para terminar el trabajo. Ebrard siempre ha rechazado tales acusaciones.

Si se culpa al Gobierno, podría significar problemas para Ebrard y Sheinbaum, dijo Fernando Belaunzaran, un político de oposición de Ciudad de México y excompañero de partido de los dos.

«Si la falla fue estructural, pega a Marcelo. Si falló el mantenimiento, a Sheinbaum», dijo. «El deslinde de responsabilidades será la guerra sucesoria».

(Con reporte adicional de Daina Beth Solomon; traducido por Noé Torres)

tagreuters.com2021binary_LYNXMPEH440QJ-BASEIMAGE

Compruebe también

Colombia, EEUU, Canadá y ONU piden mayor protección para migrantes venezolanos

En el marco de la septuagésima sexta edición de la Asamblea General de Naciones Unidas, …