Unas 14 millones de dosis de vacunas que Japón no ha utilizado apuntan a problemas logísticos

Por Rocky Swift

TOKIO, 28 abr (Reuters) – Japón solo ha usado alrededor de un quinto de las dosis de vacunas contra el COVID-19 que ha importado hasta el momento, mostraron el miércoles datos del gobierno, un hecho que destaca problemas logísticos como escasez de personal médico, lo que deriva en una lenta campaña de inmunización.

Japón tiene contratos por el mayor volumen de vacunas contra el COVID-19 en Asia, mientras se alista para celebrar los Juegos Olímpicos en el verano boreal. No obstante, hasta la fecha ha inoculado solo al 1,6% de su población, el ritmo más lento entre los países ricos.

Para fines de abril, Japón tendrá suficientes viales de la vacuna de Pfizer Inc para casi 17 millones de dosis, de acuerdo al cronograma del gabinete. Sin embargo, hasta el miércoles solo se habían administrado 3,2 millones de dosis, en su mayoría a trabajadores de salud.

En comparación, Corea del Sur, que comenzó con la campaña de inoculaciones después de Japón, ha administrado dos tercios de sus 3,87 millones de dosis de la vacunas de AstraZeneca Plc y Pfizer hasta el momento, con el 4,7% de su población ya inmunizada.

Las dosis que Japón no ha utilizado sugieren que la campaña de vacunación no ha podido tomar ritmo, incluso aunque el flujo de lotes importados se ha triplicado respecto a dos meses atrás.

El país comenzó su campaña de vacunación en febrero, más tarde que la mayoría de las principales economías, y dependía de los escasos suministros iniciales de la vacuna de Pfizer que llegaban desde Europa.

El ministro de Vacunación, Taro Kono, ha dicho que los municipios solicitaron una administración más lenta para darles tiempo a establecer los centros de vacunación y notificar a los residentes.

No obstante, a medida que las importaciones comenzaron a aumentar, se hicieron evidentes otros cuellos de botella, sobre todo en la mano de obra. Las regulaciones japonesas dicen que solo los médicos o enfermeras pueden administrar las inyecciones. El Ministerio de Salud decidió la semana pasada que los dentistas también podrán administrar vacunas.

Se proyecta que las importaciones mensuales de las fábricas de Pfizer en Europa se triplicarán, lo que equivale a alrededor de 35 millones de dosis que llegarán a Japón tanto en mayo como en junio.

Los reguladores nacionales ahora están revisando candidatos a vacunas de Moderna Inc y AstraZeneca, y la aprobación de cualquiera de estos fármacos desbloquearía decenas de millones de dosis más.

(Editado en español por Marion Giraldo)

tagreuters.com2021binary_LYNXMPEH3R0XY-BASEIMAGE

Compruebe también

Talibanes prometen reabrir las escuelas femeninas

Los talibanes, que abrieron los colegios de Afganistán hace un mes pero excluyeron a las …