Aseguran que posiblemente Venezuela no se beneficie ante la recuperación del mercado petrolero mundial

mercado petrolero

Un ritmo moderado de recuperación en los precios en el mercado petrolero mundial se estima para lo que resta del año 2021 y 2022, sin embargo para Venezuela ello podría no representar aliciente para mejorar su producción petrolera y por ende sus ingresos.

Así estima el economista petrolero Rafael Quiroz Serrano el momento para Venezuela en relación con la economía mundial.

Después de un año de pandemia, el precio del crudo se ha recuperado más rápido de lo esperado,  señala Quiroz:

“Ha llegado hasta valores que gravitan en torno un rango que va de 60 a 65 U$B, con alzas hasta 70 U$B, gracias a la acción conjunta de los planes de vacunación aplicados en muchos países contra la pandemia; a la permanencia de acciones de control sobre la movilidad de bienes y personas; y a los persistentes programas de estímulos fiscales y monetarios, aplicados a gran escala, que ha ido dando lugar al regreso a la normalidad de muchas economías, destacando los casos de China y Estados Unidos (EE.UU.)”. dice el economista.

Enumera dos datos que tienden a la recuperación de los precios:

El Banco Mundial (BM), por ejemplo, espera que la media de los precios sea de 56 U$B en 2021 y de 60 U$B en 2022, reflejando un regreso lento de la demanda a sus niveles previos a la pandemia y un curso gradual de entrada de oferta al mercado por parte de la OPEP Plus.

Por su lado, la Administración de Información de Energía (EIA) de EE.UU. espera que el precio del barril del brent promedie 61 U$B durante el segundo semestre de 2021, 62 U$B en 2021 y 60 U$B en 2022.

“Esto nos demuestra -una vez más- que la era del petróleo barato, con pandemia o sin pandemia, hace rato llegó a su final”,  sentencia Quiroz Serrano.

La incertidumbre en los precios

Sin embargo, el economista advierte que hay factores de riesgo a tomar en cuenta en la estimación de los precios petroleros.

“Estos dependerán de la cohesión que mantenga la OPEP Plus, ya que fue precisamente su ruptura lo que dio lugar a la guerra de precios que se desató entre Arabia Saudita y Rusia a comienzos de abril de 2020, y que llevó al precio del petróleo a históricos valores negativos cercanos a -40 U$B”.

No obstante, -agrega- pareciera que ese evento dejó una fuerte lección en la OPEP cuanto a los intereses comunes que deben defender como países productores de petróleo. En efecto, el manejo de la oferta petrolera proporcionado por los 23 países que conforman la OPEP Plus ha sido consistente, reflejado en el elevado cumplimiento de los compromisos de recortes pautados. Ello, además, ha sido reforzado por el liderazgo de Arabia Saudita al haber decidido recortes voluntarios de su producción”.

Hay dos obstáculos que arrojan cierta incertidumbre sobre el manejo hasta ahora acertado de la OPEP Plus:

Uno es el regreso de la oferta iraní, en virtud de un desenlace favorable que en tal sentido produzca la vuelta de EE.UU. a las discusiones con Irán y el Grupo de países de apoyo sobre el programa de enriquecimiento nuclear de Teherán.

La otra traba que hace incierto el panorama de la oferta, según Quiroz, es la estabilización en firme de la producción petrolera de Libia, y que conduciría a que la nación norafricana pueda producir hasta 1.5 MMB/D.

La demanda en el mercado petrolero

Una visión optimista que atenúa esta incertidumbre, es la que sostiene que los prospectos de mejoría de la demanda en el mercado petrolero para el segundo semestre son más que suficientes para que la vuelta de la producción de Irán y Libia se acomode a la oferta global, sin que ello revierta el proceso de ajuste de los inventarios comerciales que viene persiguiendo la acción de la OPEP plus.

La OPEP estima que la demanda petrolera crecerá 5.95 MMB/D en 2021, y en particular para el cuarto trimestre la demanda total promediaría 99.45 MMB/D, muy cerca del valor registrado a finales del 2019 cuando se ubicó en 99.98 MMB/D.

Venezuela

Quiroz Serrano señala que las favorables expectativas de precio pudieran ser un buen aliciente para que la producción de petróleo de Venezuela empiece a escalar valores por encima de 600.000 B/D.

“Sin embargo, persisten muchas incertidumbres de que ello pueda verse, no solo por los efectos de las sanciones estadounidenses, sino por lo que comienza a ser una incapacidad, de orden estructural, causada por la desinversión, daño en los pozos, la falta de mantenimiento y personal técnico calificado, la inactividad de los taladros, y las persistentes fallas eléctricas”, concluye.

Notiespartano/Descifrado

Compruebe también

Exoneran 33 códigos de materia prima para producir medicamentos en el país

Delcy Rodríguez, informó que la administración de Nicolás Maduro decidió impone un arancel del 2% …