Ventas de comida dan «oxigeno» a empresarios venezolanos

Comerciantes afirman que debido a la cuarentena por COVID-19 migraron a otros ramos para no cerrar sus puertas, fundamentalmente hacia comida por ser sector priorizado. Gremios dicen que empresas no priorizadas cambiaron de ramo para subsistir y migraron hacia la incorporación de comida o al mundo digital.

El presidente de Consecomercio, Felipe Capozzolo señaló que entre las empresas y comercios que en Venezuela tuvieron que cambiar de rubro debido a la pandemia se encuentran “todos los comercios que no son priorizados, los que no tienen que ver con comida, con productos esenciales, artículos de aseo personal”.

Comentó que “esos comercios lamentablemente lo pasan muy mal. Los grandes perdedores de la pandemia son los detallistas, minoristas, todo el comercio que no tiene que ver con productos esenciales porque sencillamente no puede trabajar”.

Aseguró que hay dos grupos de negocios hacia los que migraron comercios y empresas para continuar, “el primer grupo incorpora comida en su oferta para subsistir, y el segundo que migra hacia el sector digital, de redes sociales y aún vende lo mismo, mantienen su producto y está el grupo que cierra, que no puede continuar”.

Comercios

La encargada del bodegón Sweet Factory, Osgly Jaimes señaló que el negocio varió de ramo debido a la cuarentena por coronavirus. “Este local antes era una zapatería, lo alquilaron y quien alquiló iba a poner una venta de comida, café, merengadas, etc. En marzo con la pandemia, para no cerrar ni despedir empleados,  cambió a bodegón”.

“El cambio se hizo hace un año para generar ingresos y conservar los empleos. Se inauguró el 14 de febrero de 2020, en marzo se declaró la cuarentena, se tuvo que cerrar y en abril abrió el bodegón”.

Comentó que dio buen resultado. “Se generó demanda por el cambio de rubro y la demanda subió 100%. El giro fue radical”.

Acotó que en el centro comercial Caracas hay un atienda que antes vendía trajes de baño y ahora es bodegón.

La encargada de un local quien reservó su identidad, indicó que “este negocio cambió de ramo, antes se vendía chucherías y se sacaban copias, ahora se venden víveres”.

Añadió que “el dueño vendía comida en otra tienda y ahora aquí. Se vende café, galletas, salsas, azúcar, arroz, aceite, jabón”.

Alicia Arias es encargada de un kiosco y señaló que “aquí solo vendíamos chuchería y periódicos y con la pandemia empezamos a vender comida. Si no había clases qué niños iban a comprar chucherías”.

“Nos estancamos por la cuarentena. Los domingos no se podía abrir y la policía nos dijo que no porque no vendíamos charcutería y como la patente lo permite, hicimos el cambio. La demanda subió 60% desde entonces”, amplió.

Relató que en La Vega “ya casi no quedan zapaterías, todas cambiaron de ramo ahora son bodegones, venden frutas, hortalizas, jabón. Hay un negocio que en un rincón del local venden ropa y de resto verduras, antes era solo de ropa”.

Detalló que esa situación se presentó a partir de la pandemia,”el año pasado todavía existían las tiendas”.

Agregó que “ahora en La Vega se ven más negocios. “Como los barrios son montañas y aplanan para construir, debajo de las casitas construyen locales de venta de comida, empanadas, bodegoncitos, venden caña”, aseguró.

Jerrsy Sánchez es encargado en un kiosco y señaló que antes vendía loterías y víveres. “Se salió de la lotería porque no tenía salida, eso se hizo desde marzo de 2020. El dueño cerró 15 días al comienzo de la pandemia y luego reabrió con este concepto”.

Añadió que “ahora vendo víveres y confitería. Tengo mantequilla, papel toilette, café, harina Pan, de trigo, galletas y chuchería. Abrimos hace casi dos meses. Las ventas están ni para arriba ni para abajo”.

Dato

Aunque cambiaron de rubro, 30% de las empresas en el país cerraron sus puertas, con una afectación estructural importante, indicó Capozzolo

Notiespartano/2001

Compruebe también

Precio del dólar paralelo cerró la semana en Bs. 4.030.938,71

El precio del dólar en el mercado paralelo de Venezuela, referencia para la mayoría de …