Gobierno obligado a cambiar esquemas de manejo económico advierte Morel Rodríguez

Porlamar, abril 22.- El gobierno debe entender que se impone la realización de un cambio verdadero en la conducción de los asuntos nacionales, aprecia Morel Rodríguez Ávila. Ese cambio tiene que darse cuanto antes porque el país, tal cual viene siendo administrado, irá directo al precipicio en lo económico y, en lo social, el pueblo se frustrará definitivamente. Ni lo uno ni lo otro lo quieren los venezolanos y el rechazo a esta posibilidad es lo único que crece, afirma el candidato de la mayoría popular neoespartana. 

Para Rodríguez Ávila, ese cambio tiene que fundamentarse en concretar medidas que, con respaldo de todos los sectores de la vida nacional, procuren la necesaria solución a la grave problemática que hoy en día vive Venezuela.  Ese cambio, admite, en lo económico fundamentalmente, estriba en dejar de lado la ya equivocada y desfasada concepción centralista de todo en manos del Estado, que sólo persigue el control social y para nada busca el progreso y bienestar de la gente.  

Dice Morel que mientras en naciones comunistas como Rusia y China sus gobiernos entendieron que su progreso y desarrollo dependía de abrir sus puertas a la inversión extranjeras, lo cual les ha rendido inmensos beneficios a sus pobladores, al extremo que son millones los ricos en ambos países, y Cuba el atraso fue grande al extremo que Raúl Castro, en el reciente Congreso del PCC clamó por un cambio de fondo y manejo como una manera de salvarse, aquí en Venezuela el gobierno se encierra cada vez más en una actitud arrogante, desafiante y centralista para nada favorable al necesario crecimiento.

El gobierno, lo afirma, está obligado a cambiar los esquemas del manejo económico y esta decisión debe tomarla cuanto antes, pues ya el país se cansó de medidas que nada resuelven y todo lo empeoran. La descentralización, que tanto bien le produjo a la provincia, para Morel debe rescatarse y a favor está la mayoría del liderazgo social, político y económico venezolano, que responsablemente quiere que el gobierno cambie de rumbo porque el que sigue, además de tortuoso, nos acerca al desastre.
Dijo Morel que asimismo se impone una actitud de cambio semejante en los gobernadores y alcaldes, cualquiera sea su ideología, para que no ocurra, como en Nueva Esparta sucedió, que los dos últimos gobernadores y la mayoría de sus alcaldes no entendieron que el pueblo los eligió para que lo 

protegieran y no como en realidad lo hicieron para abandonarlos; para que les resolviera sus problemas y no para acrecentárselos. El caso del Puerto Libre, por ejemplo, imperdonable. Resultado: el cierre de centenares de tiendas, comercios, medianas empresas; desempleo. Consecuencias: hambre y pobreza, desabastecimiento y carestía, pésimos servicios públicos, deserción escolar, desatención en materia de salud y educación, principalmente. 

Insistió finalmente en que pondrá todo empeño en alcanzar, con la voluntad de todos los neoespartanos, una ley que le facilite a Nueva Esparta un tratamiento especial dada su insularidad, así como lo relativo al establecimiento de la Ley de Hacienda Pública Estadal, en su opinión columnas en las cuales, junto al Puerto Libre otra vez en funcionamiento, se sustentará el rescate que él realizará del progreso y desarrollo de Margarita y Coche. 

Notiespartano

Compruebe también

Paralizado sector construcción en Nueva Esparta

Paralizado totalmente la industria de la Construcción en  vista de la crisis económica que atraviesa la isla de Margarita y la pandemia