Díaz-Canel nuevo jefe del Partido Comunista de Cuba Fin de la era Castro

El presidente de Cuba y recién electo primer secretario del Partido Comunista Miguel Díaz-Canel reacciona cuando el ex presidente cubano y primer secretario del Partido Comunista, Raúl Castro, levanta su mano durante la sesión de clausura del VIII Congreso del Partido Comunista en La Habana, Cuba.

Por Nelson Acosta y Sarah Marsh

LA HABANA, 19 abr (Reuters) – El Partido Comunista de Cuba eligió el lunes al presidente Miguel Díaz-Canel para suceder a Raúl Castro como primer secretario de la organización en la cuarta y última sesión de la reunión quinquenal de los comunistas cubanos.

Díaz-Canel, de 60 años, se convierte así en el máximo jefe del Partido Comunista y del gobierno en la isla. La sucesión marca el final de seis décadas de gobierno de los hermanos Fidel y Raúl Castro, quienes encabezaron la revolución izquierdista de 1959.

Díaz-Canel, quien reemplazó a Raúl Castro en la presidencia en 2018, lidera una transición hacia un liderazgo más joven en la nación caribeña.

Vistiendo un traje oscuro y corbata roja, el nuevo líder del Partido dijo en un discurso ante unos 300 militantes que continuaría consultando a su predecesor sobre las decisiones estratégicas en el país.

«Estará siempre presente, bien al tanto de todo, combatiendo con energía, aportando ideas y propósitos a la causa revolucionaria a través de sus consejos, su orientación y su alerta ante cualquier error o deficiencia», dijo en su primer discurso como jefe del Partido Comunista, en alusión a Castro.

El nuevo primer secretario del Partido ha reiterado la continuidad de la nación desde que asumió la presidencia y no se espera que aleje a Cuba de un sistema socialista unipartidista aunque estará bajo presión para emprender más reformas económicas.

La isla caribeña se enfrenta a una crisis económica luego del recrudecimiento del embargo comercial de Estados Unidos y la propagación de la pandemia, que han intensificado los problemas de su frágil economía de planificación centralizada.

Cuba atraviesa una escasez generalizada incluso de productos básicos, como alimentos y medicamentos, que generan filas de varias horas fuera de los puntos de ventas de la nación, pero Díaz-Canel señaló que había demostrado capacidad para resistir una serie de desafíos y preservado logros sociales como la educación y salud universales y gratuitas.

Pero envió un mensaje directo de advertencia a la fragmentada oposición en la isla luego de varias protestas de artistas, pensadores, periodistas, así como otros grupos disidentes.

«Es bueno advertir al lumpen mercenario que lucra con el destino de todos, a los que piden invasión ya, a los que continuamente ofenden de palabras y de hechos, a quiénes no descansan, que la paciencia de este pueblo, tiene límites», afirmó.

NUEVO POLITBURÓ

Castro, de 89 años, había dicho en el congreso del partido en 2016 que sería el último presidido por la llamada generación histórica de quienes lucharon en las montañas de la Sierra Maestra, en la parte oriental de Cuba, para derrocar al gobierno respaldado por Estados Unidos del dictador Fulgencio Batista.

El nuevo Buró Político, la cúpula gobernante del país, no incluyó a los históricos de la vieja guardia revolucionaria como Castro, José Ramón Machado Ventura, de 90 años, quien fungía como segundo secretario del Partido, y el comandante Ramiro Valdés, de 88 años, que mantiene su puesto en el gobierno como viceprimer ministro. También salió del grupo Marino Murillo, considerado «el Zar» de las reformas en la isla.

El único funcionario histórico que se mantiene en el Buró Político de 14 miembros es el ministro de Defensa, Álvaro López Miera, de 77 años, quien en su adolescencia luchó junto a los rebeldes guiados por el fallecido Fidel Castro.

Pero el Partido Comunista promovió al Buró Político a Luis Alberto Rodríguez López-Callejas, jefe de un conglomerado de empresas pertenecientes a las Fuerzas Armadas que controlan gran parte de la economía.

«El mayor desafío que enfrentan los nuevos líderes de Cuba es económico», dijo el experto en tema Cuba William LeoGrande, profesor de gobierno en la American University. «Si el Gobierno y el Partido no pueden hacer crecer la economía, se enfrentarán a un peligro político real», agregó.

Notiespartano/Reuters

 

 

 

Compruebe también

Bolsonaro visita campamentos de migrantes venezolanos en la frontera

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, viajó este martes a la frontera con Venezuela para …