Disidentes cubanos denuncian acoso durante Congreso del Partido Comunista

FOTO DE ARCHIVO: El artista disidente Luis Manuel Otero Alcántara habla durante una entrevista en la sede del Movimiento San Isidro en La Habana, Cuba, 6 de abril de 2021.

Por Sarah Marsh

LA HABANA, 18 abr (Reuters) – Disidentes cubanos acusaron a las autoridades de cortar su acceso a la web e impedirles salir de sus hogares durante el Congreso del Partido Comunista de Cuba, donde los líderes del país han denunciado intentos renovados de «contrarrevolución» respaldados por Estados Unidos utilizando plataformas en línea.

El congreso de cuatro días, que sellará la salida de Raúl Castro de su cargo como líder del Partido Comunista, se lleva a cabo en medio de una grave crisis económica que ha alimentado el descontento social. Las sanciones de Estados Unidos y la pandemia han exacerbado los problemas de la debilitada economía estatal.

Internet ha proporcionado nuevas plataformas para que los cubanos expresen sus frustraciones en un sistema unipartidista que controla los espacios públicos. También ha impulsado el crecimiento de medios que desafían el monopolio estatal de los medios de comunicación.

En un discurso el viernes en el Congreso, Castro advirtió sobre los peligros de la manipulación en internet al decir que la «contrarrevolución» carecía de apoyo o liderazgo popular, aunque era experta en el uso de las redes.

El Departamento de Estado de Estados Unidos se negó a abordar directamente una pregunta de Reuters sobre la opinión de La Habana de que Washington y grupos estadounidenses financian a los disidentes en un intento por desestabilizarla.

Los llamados «actos de repudio», cuando multitudes de partidarios del gobierno se presentan para acosar a los disidentes, han regresado en La Habana últimamente después de años en los que no fueron desplegados.

Castro dijo que los grupos contrarrevolucionarios buscaban infiltrarse y manipular sectores específicos como el artístico o religioso en un intento por romper la unidad nacional. El partido aprobó el domingo una resolución acordando fortalecer el «activismo revolucionario» en las redes sociales.

Varios de los que denuncian el acoso estatal durante el Congreso pertenecen al grupo de artistas disidentes Movimiento San Isidro o al colectivo 27N de artistas y periodistas que reclaman mayores libertades civiles.

«La seguridad del Estado nos llamó para decirnos que no dejarían que nadie saliera de sus casas durante el congreso, ni siquiera para sacar la basura», dijo a Reuters por teléfono Tania Bruguera, miembro del 27N y artista de performance de renombre mundial. «También nos cortaron internet a algunos de nosotros».

Las autoridades cubanas, que califican a los disidentes como mercenarios a sueldo de Washington, no comentan sobre la actividad de la policía en la detención de opositores.

«Que Raúl se jubile no significa que habrá cambio», dijo Bruguera, que hace seis años creó un Instituto de Artivisim en La Habana.

Uno de los miembros del Movimiento San Isidro, Luis Manuel Otero Alcántara, dijo que había sufrido el viernes un «acto de repudio» cuando partidarios del gobierno se presentaron para acosarlo y sus obras de arte fueron incautadas de su casa.

«No quieren que se levante la voz ni se avergüence durante estos cuatro días», dijo por teléfono a Reuters por su parte el poeta y miembro del Movimiento San Isidro Amaury Pacheco.

Notiespartano/Reuters

 

Compruebe también

México detiene a 143 migrantes irregulares de Guatemala y Nicaragua

México detuvo en Oaxaca un total de 143 personas migrantes, que viajaban en condiciones de hacinamiento dentro de un camión de carga