Merkel pide a Rusia que retire sus tropas Putin acusa a Ucrania de provocaciones

Por Thomas Escritt y Tom Balmforth

MOSCÚ, 8 abr (Reuters) – La canciller alemana, Angela Merkel, dijo el jueves al presidente ruso, Vladimir Putin, que ponga fin a la concentración de tropas del Kremlin cerca de la frontera con Ucrania, mientras que él a su vez acusó a Kiev de «acciones provocadoras» en la región en conflicto.

Ucrania ha hecho sonar la alarma por el aumento de fuerzas rusas cerca de su frontera oriental a medida que aumenta la violencia a lo largo de la línea de contacto que separa a sus tropas de los separatistas respaldados por Rusia en su región de Donbás.

«La canciller exigió que se retire esta acumulación para desescalar la situación», dijo el gobierno germano en referencia a la conversación telefónica entre Merkel y Putin.

Rusia ha dicho que sus fuerzas no representan una amenaza y están a la defensiva, pero que permanecerán allí mientras Moscú lo considere oportuno.

El Kremlin rechazó una acusación ucraniana de que la acumulación busca distraer la atención de los problemas internos, como el encarcelamiento del líder opositor Alexei Navalny, antes de las elecciones parlamentarias de septiembre.

«Esto no tiene nada que ver con los detenidos ni con nadie», dijo Dmitry Peskov a Reuters. Rusia tiene que reaccionar con cautela cuando tiene «una región tan inquieta como Ucrania cerca de nuestras fronteras con el potencial de reanudar las hostilidades», agregó.

Un alto funcionario del Kremlin dijo el jueves que Moscú podría verse obligada en determinadas circunstancias a defender a sus ciudadanos en Donbás y que, si se declararan importantes hostilidades, podría ser el comienzo del fin de Ucrania como país.

El Kremlin dijo que en la llamada telefónica, «Vladimir Putin destacó las acciones provocadoras de Kiev que inflaman deliberadamente la situación a lo largo de la línea de contacto».

Notiespartano/Reuters

Compruebe también

OMS: Podemos estar seguros que variante ómicron se expandirá

OMS dijo este viernes que no hay duda de que la variante ómicron del coronavirus se propagará y pidió que los Gobiernos examinen los datos