Los británicos pueden confiar en el control de las vacunas, según el ministro de Sanidad

LONDRES, 8 abr (Reuters) – Los británicos deben estar seguros de que el sistema de control de las vacunas de COVID-19 funciona tras el cambio de recomendación sobre la administración de la vacuna de Oxford-AstraZeneca a los jóvenes, dijo el jueves el ministro de Sanidad de Reino Unido, Matt Hancock.

«La gente puede estar segura de que contamos con un sistema de seguridad de alto nivel dirigido por nuestro excelente regulador (…) y además somos totalmente transparentes con todos los efectos secundarios, por muy raros que sean como estos», dijo a Sky News.

El comité asesor sobre vacunas de Reino Unido dijo el miércoles que debe administrarse una alternativa a la vacuna de Oxford-AstraZeneca a los menores de 30 años siempre que sea posible, debido a un efecto secundario «increíblemente» raro de formación de trombos en el cerebro.

Hancock dijo que la nueva recomendación no retrasaría el programa de vacunación británico porque las alternativas de Pfizer y Moderna estarían disponibles para el grupo afectado.

Reino Unido pretende haber administrado una primera dosis de la vacuna de COVID-19 a todos los mayores de 50 años para mediados de abril y a todos los adultos para finales de julio.

Hancock dijo que había 10,16 millones de personas de entre 18 y 29 años, de las cuales 1,6 millones ya habían recibido una primera dosis de la vacuna.

«Tenemos más que suficientes vacunas de Pfizer y Moderna para cubrir a todos los ocho millones y medio de personas restantes», dijo.

«Estamos en camino de alcanzar el objetivo que nos hemos fijado de garantizar que todos los adultos del Reino Unido reciban la vacuna para finales de julio».

(Información de Paul Sandle y Sarah Young; editado por Costas Pitas y Alistair Smout; traducido por Tomás Cobos)

tagreuters.com2021binary_LYNXMPEH370IX-BASEIMAGE

Compruebe también

EEUU dispuesto a aumentar tropas en Europa del Este si Rusia ataca a Ucrania

EEUU responderá afirmativamente" si sus aliados de Europa del Este solicitan una mayor presencia militar en caso de un ataque ruso a Ucrania