BCE ve margen para recortar las compras de bonos tras el aumento del segundo trimestre

FRÁNCFORT, 8 abr (Reuters) – Las autoridades del Banco Central Europeo debatieron en su reunión del mes pasado un aumento menor en las compras de bonos y acordaron adelantarlas este trimestre a condición de que se recorten más tarde si las circunstancias lo permiten, mostraron las minutas de su encuentro el jueves.

Preocupados por la posibilidad de que un aumento de los rendimientos haga descarrilar una eventual recuperación, los responsables de política del BCE decidieron en marzo aumentar «significativamente» las compras de bonos y deshacer parte del alza del costo de endeudamiento, que se consideró un reflejo de una revisión global en lugar de mejores perspectivas económicas.

Las compras mensuales de bonos del BCE por 1,85 billones de euros en el marco del Programa de Compras de Emergencia Pandémica (PEPP, por sus siglas en inglés) aumentaron en más de una quinta parte el mes pasado, lo suficiente para estabilizar los retornos nominales de los bonos y hacer que los rendimientos ajustados por inflación vuelvan a sus mínimos de principios de año.

Sin embargo, algunas autoridades argumentaron que un aumento menor en las compras de bonos reflejaría mejor una evaluación de riesgo más equilibrada y expectativas de crecimiento más rápido.

«Todos los miembros se unieron a un amplio consenso en torno a la propuesta presentada por (el economista jefe Philip) Lane, en el entendido de que la dotación total del PEPP no se estaba cuestionando en las condiciones actuales y que el ritmo de las compras podría reducirse en el futuro «, mostró el recuento de la reunión celebrada los días 10 y 11 de marzo.

«Se subrayó que la flexibilidad incorporada en el PEPP es simétrica, lo que implica que el ritmo de compra podría aumentarse y disminuirse de acuerdo con las condiciones del mercado», dijo el BCE.

La entidad volverá a revisar el ritmo de las compras en junio. Varias autoridades, como el jefe del banco central holandés, Klaas Knot, y el austriaco Robert Holzmann, ya han expresado su esperanza de que el BCE pueda comenzar a reducir las compras en el tercer trimestre, a medida que el ritmo de las vacunas se acelere y la crisis sanitaria disminuya.

Las cuentas también mostraron una división de opiniones sobre la evaluación del aumento de los rendimientos. Las autoridades estuvieron de acuerdo en que el alza fue prematura, pero algunos argumentaron que no es significativa, refleja mejores perspectivas de inflación y los costos de endeudamiento son muy bajos aún.

Algunos argumentaron también que un aumento en el retorno de los bonos gubernamentales debía ser significativo y persistente para afectar a los costos de endeudamiento.

«Se argumentó que las tasas reales más altas no son necesariamente un motivo de preocupación y no deberían desencadenar una intervención de política si reflejaban mayores perspectivas de crecimiento en lugar de mayores primas a plazo real», dijo el BCE.

La entidad se reunirá de nuevo el 22 de abril, pero esa sesión se considera más una reunión para mantener la posición, ya que la perspectiva se mantiene estable y depende en gran medida del ritmo de las vacunaciones.

(Reporte de Balazs Koranyi; editado en español por Carlos Serrano)

tagreuters.com2021binary_LYNXMPEH3711W-BASEIMAGE

Compruebe también

FOREX-El dólar arranca la semana con fuerza y se centra en los datos de empleo

Por Hideyuki Sano TOKIO, 28 jun (Reuters) – El dólar se mantenía firme el lunes, …