Yoga para mejorar tu energía sexual

Estas posturas de yoga están especialmente recomendadas para reconectar tu cuerpo con tu mente e incrementar tu fuerza, tu flexibilidad, y, sobre todo, tu energía sexual

El estrés, la rutina, la depresión, la falta de autoestima, las fluctuaciones hormonales… Son problemas que pueden afectarnos en todos los aspectos de nuestra vida, y son también algunos de los peores enemigos de tu libido y disfrute sexual.

Cuando no nos sentimos bien con nuestro cuerpo, por el motivo que sea, a menudo nos sentimos bloqueadas sexualmente y no conseguimos disfrutar del sexo y alcanzar el orgasmo como nos gustaría.

Si tú también sientes que últimamente no estás a gusto con tu cuerpo, que tienes la libido por los suelos y que no consigues disfrutar del sexo al máximo, quizá te sorprenda saber que practicar yoga te puede ayudar a reconectar con tu cuerpo y a reavivar la llama de tu energía sexual.

¿Cómo el yoga nos ayuda a disfrutar más del sexo?

Sí, es bien conocido que practicar yoga nos ayuda a aumentar la flexibilidad, mejorar la respiración y la capacidad pulmonar; todos estos beneficios pueden también ayudarnos en muchos aspectos del sexo:

  • Mayor flexibilidad y resistencia: hará que tu resistencia durante tus encuentros sexuales sea más prolongada y que tu cuerpo fluya con el de tu pareja.
  • Mejora la circulación: lo que se puede traducir en una mayor vascularización de las zonas genitales, por ende, mejora el disfrute sexual.
  • Elimina tus bloqueos emocionales: la práctica del yoga, el pranayama, la meditación… Todo ello te ayudará a enfrentarte a esas situaciones y liberarte de ellas, desbloqueando tu mente, tu cuerpo y tu libido.
  • Aumenta tu energía vital: es algo que empezarás a notar rápidamente desde el inicio de la práctica y que también te ayudará a mejorar tu libido.
  • Te hará sentir mejor contigo misma: si los complejos físicos te impiden disfrutar del sexo al 100%, el yoga te hará sentir mejor, ya que con el irás mejorando tu aspecto físico. Sin embargo, el mayor cambio lo notarás al sentir que reconectas con tu cuerpo, aprenderás a habitarlo mejor, a respetarlo y a quererlo.
  • Ganarás mayor conexión con tu pareja: el yoga también promueve una mentalidad más abierta. Empatía, respeto, comunicación y compasión son algunos de los principios que promueve la filosofía yóguica, algo que también podrás aplicar a las relaciones sexuales con tu pareja.  
  • Te relajarás más fácilmente: tanto la meditación inicial como la relajación final de cada clase te permitirá aprender a bajar el ritmo, a escuchar tu cuerpo y a cambiar el estrés por un estado de bienestar y buen humor que te predispondrán mejor al disfrute sexual.
  • Ganarás fuerza en el suelo pélvico: el trabajo de los bandhas que se realiza en yoga ayuda a tonificar profundamente la musculatura del abdomen, lo que libra de carga al suelo pélvico y previene y mejora patologías como la incontinencia.

Para obtener todos estos beneficios, existen algunos asanas que, por facilitar la apertura de nuestras extremidades, promueven especialmente la adquisición de los beneficios que hemos mencionado.

5 posturas de yoga

Aquí tienes estas 5 posturas de yoga, un tanto complicadas, pero perfectas para que recuperes todo el fuego en tus relaciones sexuales:

Compruebe también

La Ninfomanía: Un trastorno sexual que esclaviza

El término ninfomanía proviene de ninfa y de manía. Las ninfas en la mitología griega eran las …