Las bolsas alcanzan nuevos máximos mientras EEUU y China encabezan la recuperación

Por Tom Westbrook

SINGAPUR, 6 abr (Reuters) – El martes, las bolsas se acercaban a máximos históricos, impulsadas por los buenos datos económicos de China y Estados Unidos, mientras que los mercados de divisas y de renta fija se tomaban una pausa para respirar después de un mes en el que el dólar y los rendimientos del Tesoro han subido vertiginosamente.

El índice de referencia de la renta variable europea STOXX 600 alcanzó un máximo histórico el martes, recuperando todas sus pérdidas provocadas por la pandemia, ya que los inversores apuestan por una rápida recuperación económica mundial, estimulada por un gran gasto en estímulos y programas de vacunación contra el COVID-19.

La renta variable mundial tocó brevemente un máximo histórico en Asia, dado que las ganancias del 1% en el mercado de Taiwán, con un alto componente tecnológico, y la bolsa australiana de minería y banca se sumaban a la subidas de Wall Street.

La recogida de beneficios hizo que el Nikkei japonés bajara un 1% y arrastrara consigo al Shanghai Composite, aunque los futuros europeos repuntaron antes de la primera sesión bursátil tras la Semana Santa.

Los futuros del FTSE y del EuroSTOXX 50 avanzaban un 0,8%. El S&P 500 cerró el lunes en un máximo histórico y los futuros bajaban un 0,2% el martes.

Tras los buenos resultados sobre el empleo en EEUU del Viernes Santo, los datos de marzo mostraron que la actividad de los servicios ha registrado un récord. El sector de los servicios de China también ha cobrado impulso con el mayor aumento de las ventas en tres meses.

«En conjunto, es bueno para la economía mundial y, por lo tanto, ofrece una razón para entrar en pares de divisas más sensibles al ciclo y para comprar acciones en general», dijo Kyle Rodda, analista de mercado de la correduría IG en Melbourne.

«Los rendimientos no se han movido mucho, por lo que los valores tecnológicos han tenido un rendimiento superior», dijo.

El rendimiento de los bonos del Tesoro estadounidense de referencia a 10 años caía 1,7 puntos básicos, hasta el 1,6897%, mientras que el dólar estadounidense no ha aprovechado en su mayor parte el gran rebote de los sólidos datos y se ha mantenido en 1,1810 dólares por euro tras registrar su mayor bajada en varias semanas.

Por otra parte, Credit Suisse trató de reducir su exposición al desplome del fondo de cobertura Archegos Capital, anunciando que la debacle le costará unos 4.700 millones de dólares y el despido de dos altos ejecutivos.

SITUACIÓN ESTABLE

La estabilización de los rendimientos del Tesoro y el billete verde se produce tras una embestida al alza durante el primer trimestre, con una subida de 83 puntos básicos en los rendimientos a 10 años, la mayor subida trimestral en una docena de años, y un aumento del 3,6% en el índice del dólar, el más pronunciado desde 2018.

«Ahora los bonos se han estabilizado», dijo Omkar Joshi, gestor de carteras de Opal Capital Management en Sídney, después de una caída brusca y pronunciada. «Creo que los mercados pueden seguir avanzando desde aquí».

Las actas de la reunión de marzo de la Reserva Federal de Estados Unidos, que se publicarán el miércoles, son el próximo foco de atención para los mercados de bonos, aunque no tratarán las sorpresas de los últimos datos y los mercados se han adelantado mucho a las proyecciones de la Fed para años de tipos bajos.

Los futuros de los fondos de la Fed han descontado una subida para el próximo año, mientras que los mercados del eurodólar la prevén de aquí a diciembre.

«Lo que hay que comprobar es cómo la Fed refuerza y asegura su estrategia de objetivos de inflación media flexible», dijo Vishnu Varathan, economista jefe de Mizuho Bank en Singapur.

«El movimiento de las últimas semanas del dólar refleja que los mercados avanzan a pesar de lo que ha dicho la Fed», añadió.

Las divisas se mostraron bastante tranquilas a lo largo de la sesión asiática, reteniendo pequeñas ganancias frente al dólar. El dólar australiano cotizaba a 0,7647 dólares después de que el banco central decidiera mantener la configuración de la política monetaria, como se esperaba.

El yen japonés cedía un poco de terreno y se situaba en 110,21 por dólar, mientras que la libra esterlina alcanzaba un máximo de dos semanas y media de 1,3919 dólares.

La caída del dólar ayudó a los precios del petróleo a recuperar algunas de las pérdidas sufridas el lunes por la preocupación de que una nueva ola de contagios por coronavirus en Europa y la India pueda reducir la demanda de energía.

Los futuros del crudo Brent avanzaban un 0,6% a 62,53 dólares el barril, mientras que el crudo estadounidense ganaba un 0,8% a 59,11 dólares el barril. El oro se anotaba un 0,5% hasta los 1.737 dólares la onza. [GOL/]

(Información de Tom Westbrook en Singapur; información adicional de Chibuike Oguh en New York; editado por Shri Navaratnam y Jacqueline Wong; traducido por Flora Gómez en la redacción de Gdansk)

tagreuters.com2021binary_LYNXMPEH350EA-BASEIMAGE

Compruebe también

FOREX-El dólar arranca la semana con fuerza y se centra en los datos de empleo

Por Hideyuki Sano TOKIO, 28 jun (Reuters) – El dólar se mantenía firme el lunes, …