Claves para una videoconsulta perfecta

La crisis generada por la covid-19 ha puesto de manifiesto las enormes posibilidades y ventajas de la medicina digital. El colapso hospitalario provocó la búsqueda de alternativas para el cuidado de la salud.

Algunos de los principales beneficios de la telemedicina son: asistencia sanitaria 24 horas del día los 7 días de la semana; ahorro de costes y tiempo; eliminación de barreras geográficas y el tiempo de espera; o mejorar la relación médico-paciente.

Además, en el caso de pacientes con movilidad reducida, favorece el control y asistencia a consultas o revisiones sin desplazamientos costosos.

Las especialidades que han registrado un mayor aumento en el número de videoconsultas son las de dermatología, pediatría, psicología y ginecología.

Consejos para realizar una videoconsulta

  • Buscar un lugar con buena conexión. Tanto la conexión del paciente como la del médico deben ser óptimas para garantizar una buena comunicación.
  • Situarse en un lugar tranquilo. Es importante poder mantener una conversación sin interrupciones. Además, hay que recordar que la información que se va a compartir puede incluir datos médicos, que son personales y sensibles.
  • ¿Consulta digital o presencial? Si la consulta requiere un estudio físico o una prueba concreta se deberá hacer de forma presencial.
  • La videoconsulta también es una alternativa en caso de requerir asistencia de urgencia, no solo se aplica a citas rutinarias o seguimiento de tratamientos.

Compruebe también

Diseñan anticuerpos que destruyen células viejas y frenan el envejecimiento

Investigadores de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) y de la Universidad de Leicester (Reino …