Las palmas bajaron este Domingo cumpliendo la tradición pero no estaban los fieles

Los palmeros bajaron de Cerro Copei, en La Asunción, siguiendo la tradición del «Domingo de Ramos» sin los aplausos y la emoción de los fieles porque no se encontraban allí siguiendo las normas de confinamiento generadas por la pandemia del Coronavirus que afecta al mundo entero. 

Ante la situación de pandemia y suspensión obligada de todas las actividades públicas, los actos propios de la Semana Santa que cumplen los católicos están también limitados, sin embargo un reducido grupo de la Asociación de Cargadores de Palma subió al cerro Copei y bajaron los pequeños ramos.

El Alcalde del municipio Arismendi, Alí Romero, recordó que este es el segundo año consecutivo que se suspende la Semana Santa, y dijo que aunque nuevamente faltó la algarabía acostumbrada, se cumplió la tradición para que la población se sienta alentada.

“No pudimos sentir el calor de nuestra gente en el Domingo de Ramos  cuando inicia la Semana Santa. No escuchamos los aplausos que se sienten en la esquina del Consejo Legislativo a las 8 de la mañana,  ni el aura que circunda a La Asunción este Domingo de Ramos,  pero de alguna manera hacemos que la tradición no muera”.

Las autoridades eclesiásticas han pedido que nuevamente el hogar se convierta en templo para honrar a Dios, y aprovechar el  inicio de la Semana más solemne para los católicos, como un momento de reflexión sobre lo que el Padre hizo por el mundo y la entrega de Jesús por todos sus hermanos.

Sobre esta tradición, Régulo Rodríguez Risquez, presidente de Asociación de Cargadores Asuntinos, dijo que este año fue importante que por primera vez  un Gobernador fue juramentado como cargador, al otorgarle el honor al mandatario Alfredo Díaz, quien ya desde hace dos años era parte de la Asociación de Palmeros Asuntinos.

Notiespartano

Compruebe también

Con Morel y José “Macolla” volverán los programas sociales a Macanao

Con Morel y José “Macolla” tienen un plan de desarrollo social y deportivo con la finalidad de recuperar la calidad de vida