Diosdado tiene razón por José Gregorio Rodríguez

Los comentarios que el diputado a la Asamblea Nacional y primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello, viene formulando a través de sus redes sociales en relación con los recientes “incidentes” por los lados de la población de La Victoria, en el Apure venezolano en la frontera con Colombia, han desnudado ante el país nacional y ante la comunidad internacional, una situación que desde hace tiempo se viene “tramando” en el alto gobierno colombiano, con el auspicio de varias administraciones del gobierno de los EEUU, de las principales corporaciones mediáticas del mundo, con la complicidad de dirigentes políticos y filibusteros del periodismo extremo del anti nacionalismo venezolano.

Como anillo al dedo la afirmación de Diosdado Cabello: “¡Se le cae la matriz! Terroristas colombianos preparaban falso positivo contra Venezuela”. Luego en una serie de mensajes, ha venido denunciando la verdad de los hechos. Veamos:

“Vamos con un hilo acerca de la situación que se viene presentando en el sector fronterizo del estado Apure a raíz de la invasión de grupos armados colombianos dedicados al narcotráfico, desde la pasada madrugada del domingo 21 de marzo. Y la operación mediática posterior”:

“La madrugada de ese domingo 21 se procedió a capturar y neutralizar un grupo aproximado de 120 hombres armados identificados como «disidencias de las FARC» que los organismos de inteligencia venían haciendo seguimiento desde días antes”.

“La operación arrojó un saldo de 32 irregulares capturados y 2 oficiales de la FANB fallecidos: el Mayor (Ej) Edward Corobo y el Primer Teniente (Ej) Yonathan Duarte. Ambos condecorados con la Orden Libertador y ascendidos post-mortem a Tcnel y Capitán, respectivamente”.

“Desde el mismo domingo comenzaron a funcionar en las redes operaciones mediáticas en contra de la FANB que estaba cumpliendo su deber constitucional expresados en los artículos 11, 13, 156, 322, 324, 327y 329 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela”

“Esta operación de carácter mediático y psicológico en contra de la FANB fue fácilmente desmontada por los mismos usuarios de las redes sociales”…

“Desde el día jueves 25 de marzo, voceros de grupos paramilitares comenzaron a difundir audios por las redes sociales para atemorizar a la población de la Victoria y crear una matriz de opinión de que las fuerzas del Estado venezolano practicaban falsos positivos como los de Uribe”.

“También el mismo paramilitar amedrentaba a la población para que solicitara intervención de los organismos internacionales, para crear una excusa futura para una invasión de fuerzas extranjeras, tomando en cuenta que Colombia es miembro de la OTAN”.

“El mismo hombre de los audios amenazantes es quien también elabora y difunde videos de los caseríos abandonados de la zona del enfrentamiento, indicando que fue el Ejército venezolano quien saqueó y quemó las casas. Por supuesto que sin ninguna prueba o testimonio”.

“El enfrentamiento junto con el amedrentamiento de los grupos armados irregulares, generó pánico en la población, quien fue forzada a desplazarse. Incluso, el mismo Defensor del Pueblo de Colombia así lo declara luego de conversar con los desplazados”.

“Por supuesto que el gobierno colombiano se plegó también a la matriz de ‘crisis humanitaria’ para solicitar intervención internacional del territorio venezolano. Resulta extraño que tenían habilitados 15 refugios en Arauquita, con carpas y comida en tiempo récord”.

“Extraño si tomamos en cuenta que el gobierno colombiano sólo dispuso de 120 vacunas contra el Covid-19 para una población de 260 mil habitantes del Dpto. de Arauca. Además, la zona occidental colombiana no fue atendida en los recientes estragos causados por las lluvias ¿Extraño, no?”.

Continúa Diosdado sus comentarios:

“Pero ubiquémonos un poco en contexto. Toda esta nueva etapa de la agresión contra Venezuela comenzó inmediatamente luego que la Revolución Bolivariana arrasara en las elecciones parlamentarias del pasado 6 de diciembre y Guaidó fracasara en su convocatoria a desconocerlas”.

“Ante el fracaso de Guaidó en todas sus propuestas, su jefe Leopoldo López abandonó su comodidad lujosa del Barrio de Salamanca en Madrid y se dirigió a Colombia el día 11 de diciembre de 2020 para planear la próxima operación con el gobierno de Duque y James Story”.

“En semanas posteriores, en febrero el funcionario del Departamento de Estado de EEUU, James Story, comienza a girar órdenes a los opositores en la operación, mientras que con la nueva etapa de tutelaje de EEUU sobre la UE por la llegada de Biden, Guaidó conversa con la UE para coordinar”.

“Días después, el 26 de febrero, arriba a Cúcuta la canciller española, hablando de, adivinen…. Sí, de «crisis humanitaria», ese término que le da paso a las intervenciones militares de potencias extranjeras en un país no alineado con las políticas de EEUU y la UE”.

“Paralelamente a esto, Iván Duque, anuncia el 18 de febrero la creación de una fuerza élite militar de aproximadamente 3 mil hombres, para combatir a los grupos irregulares y acusa a Venezuela de cooperar y dirigir estas fuerzas. El G/J Vladimir Padrino le contestó contundentemente”

“No pasó un mes de aquellos impases y comenzó la ejecución del plan de agresión contra Venezuela el día viernes 19 de marzo con el ataque de fuerzas paramilitares enquistadas en Caracas, donde atacaron 4 puntos de la ciudad: Cota 905, El Observatorio, El Peaje y Petare”.

“Sí, estos hechos ocurrieron simultáneamente a la instalación de los campamentos de los grupos irregulares en Apure, que fueron neutralizados por la FANB 48 horas después. Igual a la operación que se dio en mayo de 2020 donde paramilitares intentaron invadir la costa venezolana”.

“A esto no podía faltarle el toque de locura. A solo un día del enfrentamiento con los grupos paramilitares, María Corina Machado declaró lo que siempre ha declarado, pero que poco después negó: ‘la intervención’. Sólo que esta vez los medios le dieron difusión”.

“Es evidente la complicidad y conchupancia entre el narcogobierno colombiano y los grupos irregulares armados colombianos, cuándo Venezuela defiende su territorio, ellos huyen a suelo colombiano donde las autoridades lejos de atacarlos los protegen. Sépanlo: Nosotros Venceremos!!”.

Mientras escribíamos estas líneas el gobernador de Apure, Ramón Carrizales, informaba que 610 personas que habían sido desplazadas de su territorio tras el amedrentamiento de grupos armados colombianos, han retornado desde la Arauquita hacia La Victoria, estado Apure.

El hilo conductor de los comentarios del primer vicepresidente del PSUV, explican por si solos la situación.

Sólo queremos agregar como parte de la trama; la reunión que desde el 19 de febrero pasado y por espacio de una semana se realizó en Bogotá, convocada por el embajador de los EEUU en Venezuela, James Story, quien despacha desde la hermana república, en la cual participaron los representantes del G4 venezolano: Leopoldo López, Manuel Rosales, Carlos Vecchio, Julio Borges y Tomás Guanipa, a la que se incorporaron “virtualmente”, Juan Guaidó y voceros calificados del Departamento de Estado de los EEUU.

Las declaraciones posteriores del señor Story, hablando nuevamente del mantra opositor de la oposición del 2019: “cese a la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres”.

Declaraciones ampliadas por el presidente Iván Duque, en unas declaraciones ofrecidas al diario El País de España el pasado 18 de marzo:

“P. Usted ha sido un defensor acérrimo de Juan Guaidó desde el primer momento. Sin embargo, el objetivo de sacar del poder a Nicolás Maduro no se ha logrado. ¿Cuál es la estrategia a seguir en Venezuela?

R. Colombia nunca ha actuado unilateralmente. No es que seamos defensores acérrimos, somos defensores de la democracia y del fin de la dictadura en Venezuela. Maduro no ha salido del poder, es cierto, pero también reconozcamos varias cosas. Nunca se había puesto un cerco diplomático de esa naturaleza. El proceso es el fin de la dictadura, un Gobierno de transición con participación amplia, la convocatoria de elecciones libres y un plan de reconstrucción de Venezuela. ¿Qué necesitamos? Acelerar ese proceso”.

Esta situación está en plena evolución y nuestra FANB está lista para defender el sagrado suelo de la patria ante cualquier agresión.

Como dijera el Ministro de la Defensa, General en Jefe, Vladimir Padrino López, el pasado 27 de marzo: “Hay una sola verdad: tenemos el deseo de defender esta Patria y velar por la paz del pueblo venezolano. ¡Expulsaremos de nuestro territorio a cualquier grupo armado extranjero que pretenda utilizar nuestros espacios para sus vicios! Patria o muerte”.

Definitivamente, Diosdado tiene razón.

JoséGregorioRodríguez/Jotaerre577@gmail.com

 

Compruebe también

Vienen tiempos mejores por Manuel Avila

Vienen tiempos de sueños y esperanzas con una Margarita y una isla de Coche en buenas manos con políticas para recomponer el futuro