Elecciones por José Angel Borrego

REUTERS/Marco Bello

Sugerencia para todo candidato opositor. Datos reales: El 6D votó solo el 18,2 % de un REP de 20.710.421 electores. Es decir, hubo apenas 3.769.296 votos en todo el país.

Considerando que hay 277 diputados e igual número de suplentes, cada uno fue electo con 6.803 votos. Del 18,2 % que votó, más del 90 % fue atraído por el chavismo. ¿Estamos de acuerdo hasta aquí?

Bajo este esquema demográfico no hay forma que los candidatos chavistas pierdan porque se estima que el 23,4 % del país aún cree en Maduro y Guaidó (12 y 11,4 %) y con que el oficialismo logre convocar al 20 % del total de electores garantiza el triunfo de sus candidatos con 12 % del REP.

Queda 8 % para repartirlo entre opositores. Eso sucedió el 6D y por ello el chavismo obtuvo 92 % de los  272 diputados.

La pregunta: ¿París vale una misa? Para competir con cierta equidad es necesario masificar la votación hasta mínimo 45 % del padrón. El chavismo escalará tal vez al 20 % y los opositores dispondrán de 25 %. Si la ventaja es menor el CNE se encarga de maquillar los resultados como hizo con Andrés Velásquez en Bolívar y Anzoátegui. E igual contra Felipe Mujica el 6D. Actas mataron votos.

Ahora bien; ¿hay formas de masificar el sufragio con la población decepcionada? No es sencillo. Se requieren estrategias jamás vistas en Nueva Esparta. Antes, la gente votaba atraída por un efecto carnavalesco. Ahora eso no procede.

No hay espíritu de rumba. Se impone la necesidad inexcusable de aplicar una Estrategia Comunicacional de alto kilataje. Un esquema que vincule afectivamente al candidato con la frustración que enfurece al elector. Una especie de rencor que genere compulsión en la persona y haga del voto su retaliación. Voto castigo militante. ¿Saben cómo lograrlo? Congratulations..!

JoséAngelBorrego

Compruebe también

Apuntes post electorales por César Pérez Vivas

Apuntes el votó castigó a todos a quienes nos oponemos a la dictadura y revela una severa reducción del piso político del madurismo