Ir a elecciones sin unidad es un error asegura Carlos Ocariz

Carlos Ocariz, elecciones, Primero Justicia, Unidad

El exalcalde del municipio Sucre, Carlos Ocariz, se mantiene de gira por todo el estado Miranda con el objetivo de que la población lo acompañe en la exigencia de condiciones electorales. Asevera que la unidad es necesaria bajo cualquier escenario, ya sea decidir participar en las próximas elecciones o llevar un candidato único para hacer frente al oficialismo.

Desde hace semanas, en las redes sociales de Carlos Ocariz abundan los tuits y fotos de sus visitas a distintos pueblos del estado Miranda, donde se reparten los mensajes entre denuncias sobre las condiciones del sitio y la exigencia de condiciones para cualquier proceso electoral. 

Para 2021 están planteadas constitucionalmente las elecciones de gobernadores y alcaldes. También se deberían incluir en la cuenta las de consejos legislativos y concejos municipales, si seguimos haciendo caso a la Constitución. Pero las continuas denuncias de ilegalidad y falta de garantías de los comicios pasados, incluyendo el de diciembre de 2020, atan la participación de la oposición mayoritaria en el país, así como el posterior reconocimiento de la comunidad internacional.

Ante este escenario, el exalcalde del municipio Sucre propone activar movilizaciones en el interior del país como forma de enrumbar a la población a la exigencia conjunta de garantías electorales, que serían cruciales -según su visión- para enfrentar los próximos procesos.

En particular, Ocariz propone seis condiciones -que no se alejan de las solicitadas por Juan Guaidó y el resto de la oposición- como garantía para acudir a cualquier comicio en el país: nuevo Consejo Nacional Electoral y depuración del registro de votantes, legalización de los partidos inhabilitados, prohibir migración de centros electorales, observación internacional, eliminación de los puntos rojos y prohibición del uso de mecanismos para manipulación (carnet de la patria). 

El exalcalde, que también es dirigente de Primero Justicia (PJ), comenta que dentro de ese partido hay consensos “en los términos que comento. Luchar por condiciones, una vez se tengan, buscar la unidad, y participar si se dan estas dos cosas. Ahora, lo que no podemos esperar es que se den para poder empezar a organizarnos. Estoy liderizando el estado para organizarnos, para empezar a recuperar espacios para el cambio del país”. 

Otro de los temas que no abandona Carlos Ocariz es la defensa integral del territorio del estado, luego de las pretensiones de Jacqueline Farías de promover la integración de varios municipios de ese estado al Distrito Capital a través del parlamento electo en diciembre de 2020, de evidente mayoría oficialista. 

“El tema de la defensa de Miranda hay que mantenerlo, la amenaza siempre está ahí latente pero a eso se le suma la exigencia por condiciones electorales, y eso es una lucha que se da desde la calle. Por eso estoy en todos estos recorridos”, aclara Ocariz.

– Usted ha dicho que la presión ciudadana será capaz de generar cambios que redunden en mejores condiciones electorales ¿Eso es suficiente?

—  No, tienen que ser dos cosas. Las condiciones son una lucha que se da en la calle, y la unidad. Debe haber una unidad opositora de todos los sectores, de todos los frentes para poder revisar las condiciones de participación. Hay cosas que se construyen desde la calle y es lo que estoy haciendo. 

– ¿Cree que en estos momentos hay unidad dentro de la oposición?

—  Creo que sí. Han habido avances y retrocesos, sin embargo está la convicción de gran parte de la oposición de que hay que luchar por las dos cosas. Condiciones y por la unidad, incluso cuando hablamos de presentar un solo candidato. Eso se está logrando, creo que hay unidad de planteamiento en todos los partidos. 

– Una de las condiciones que menciona es la conformación de un nuevo CNE. Actualmente se está llevando ese proceso en el parlamento electo en diciembre de 2020. ¿Reconocería a los rectores que salgan de esa instancia?

—  Depende de cómo se escojan. Si estos forman parte de un acuerdo donde estén todos los sectores de la sociedad venezolana, y hasta cierto punto con apoyo de instancias internacionales que sirvan para facilitar el acuerdo, creo que sí. Pero tienen que salir de ese acuerdo entre todos los sectores con el apoyo de amigos fuera de Venezuela. 

– ¿Para eso estarían dispuestos a sentarse a dialogar nuevamente con la administración Maduro?

—  Sí, creo que la lucha por condiciones implica la lucha desde la calle pero también la lucha de sentarse con quién sea, dentro y fuera, para buscar esas condiciones. Yo no descarto la posibilidad de sentarse para buscar condiciones, para acordar solamente condiciones porque la lucha debe ser la realización de elecciones justas en Venezuela.

– Usted fue alcalde opositor en Sucre. Los actuales alcaldes opositores de Miranda dicen que no se debe desperdiciar la participación en estas elecciones. ¿Qué les dice?

—  Creo que todos tenemos que tener la misma postura. Participar por participar en mi opinión no es un fin, se debe participar dándole ciertas garantías al venezolano  sobre quién vota y elige. Entonces viene la lucha previa que es por condiciones. Si esto no se da, no estamos garantizando la pulcritud del proceso y estoy seguro que mucha gente no va a querer votar. Esa lucha es muy dura, muy compleja, no es fácil pero es la que tenemos que dar. Pensar que la gente va a participar por participar es un error. Los llamo a todos a que nos unamos en la búsqueda de condiciones, seguir el camino unitario y vamos a lograr participar todos. 

– ¿Y qué hay de las otras propuestas sobre presión internacional, sobre negociaciones?

—  Creo que esas cosas se complementan. Lo que dice Juan Guaidó es lo mismo, es la presión internacional para tener condiciones justas, lograr acuerdos para tener condiciones justas, y en eso estamos todos. Más que diferencias, tenemos que buscar coincidencias. 

– Se ha dicho que todas sus giras son por aspiración a la Gobernación de Miranda. ¿Está pensando en la Gobernación o es una meta a futuro?

— De cumplirse estas dos condiciones, que como te dije no se van a lograr en la casa o rezando, sino con actividad y visión clara, por supuesto de tener condiciones y unidad nosotros vamos a recuperar el estado. 

– Se ha dicho que David Uzcátegui aspira a la gobernación con el apoyo de los alcaldes. ¿Cómo será el escenario si Carlos Ocariz consigue las condiciones que busca? 

—  De haber condiciones, ir a elecciones sin unidad es un error y es hacerle el juego a Maduro. Tenemos que buscar el mecanismo, si eso llega a suceder, de buscar candidaturas unitarias en todos los estados y municipios, aunque más importante que candidaturas unitarias ahorita es el liderazgo, construir el liderazgo. Si se dan las condiciones, el liderazgo se transforma en candidaturas. De darse todo esto, por supuesto tenemos que buscar mecanismos para escoger a uno solo. Eso es obligatorio, no hacerlo es un error y sería mentirle al pueblo. 

– ¿La oposición tiene liderazgos dentro del país o están en blanco?

— La respuesta no es blanco o negro. En cada municipio hay liderazgos, está el sector educativo, los sindicatos, el sector empresarial. En cada sitio hay liderazgos, pero hay unos sitios más débiles que otros. Lo que sí creo es que existe el caldo de cultivo, por llamarlo de alguna forma, para construir y fortalecer estas figuras. 

– Ha estado movilizándose con su partido Primero Justicia por todo el estado. ¿Ha visto esta misma actitud en el resto de los partidos de oposición? ¿De movilizarse bajo la misma estrategia?

— No puedo hablar de todo el país en estos momentos. En Primero Justicia sí se está haciendo esto, y la información que manejo es que en otros partidos también. considero que hay avances en posturas cercanas a las que comento de todos los factores políticos, pero sí creo que toda la dinámica política va en este sentido. 

Notiespartano/TalCual

Compruebe también

Maduro calificó de provocación discursos de presidentes de Paraguay y Uruguay

Maduro calificó este domingo de «provocación» los discursos de los mandatarios de Uruguay, Luis Lacalle, y de Paraguay, Mario Abdo Benítez