Peligra ecosistema marino de Nueva Esparta por abandono de plantas de tratamiento

La biodiversidad y los ecosistemas marinos insulares son altamente frágiles y cualquier descompensación genera daños muchos de ellos de carácter irreversible o de muy lenta recuperación, de allí la importancia que tiene, el prestar la mayor atención al sistema ambiental del estado Nueva Esparta, único insular del país, compuesto por las islas de Margarita, Coche y Cubagua, ubicado al norte de Venezuela.

De allí la importancia que tengan un sistema de aguas servidas en pleno y óptimo funcionamiento para evitar la contaminación de los mares que la rodean y en ello las autoridades nacionales y regionales han hecho caso omiso de ello.

En la década de los 90 se instaló el primer colector de aguas servidas Porlamar – Pampatar construyéndose la planta de Los Cerritos que trataría las aguas negras recolectadas, para después una vez tratadas sirvieran para el regadío de sembradíos y jardines de las avenidas.

En el año 2003-2004, la isla de Margarita tuvo el 90% de sus aguas residuales tratadas con la operatividad de 11 plantas de tratamiento con la finalidad de evitar la contaminación y recuperar las playas, especialmente de las islas de Margarita y Coche.

En la actualidad ninguna está funcionando al 100%, incluso la mayoría están totalmente apagadas o sencillamente desmanteladas, según lo corrobora el Colegio de Ingenieros del Estado Nueva Esparta, lo denuncia el Secretario de Gobierno Regional y lo ratifica el director del Instituto de Ambiente del municipio Maneiro.

El 5 de junio del año 2003, Día Mundial del Ambiente, el ex presidente Hugo Chávez estuvo en la isla de Margarita inaugurando una de las más importantes plantas de tratamiento de la región y dijo, “las aguas negras, aguas sucias, aguas servidas caen al mar contaminando las playas o se van a tierra firme contaminando y produciendo cólera, enfermedades, amibiasis, diarrea, mortalidad infantil. Con esta planta inaugurada hoy estamos tratando ya más del noventa por ciento de las aguas servidas de la población del Estado Nueva Esparta, más del noventa por ciento de las aguas ya no le caen sucias al mar, ni a las playas. Ahora son limpiadas en estas plantas”.

Uno de los sistemas lagunares que se había previsto recuperar era el de Las Maritas, donde vertían las aguas negras de las comunidades que se encuentran al suroeste de la isla de Margarita.

A 17 años de aquella buena noticia la situación vuelve a ser la misma. Significa deterioro de la calidad de vida, peligro para la salud, pero también recursos enterrados: La inversión del momento fue de treinta mil millones de bolívares, unos 200 millones de dólares de aquel entonces, que con las devaluaciones del bolívar son más de 400 mil millones de bolívares en la actualidad, totalmente perdidos.

En el año 2006 el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, anunció otra inversión por 70 mil millones de bolívares (US$32,6mn) por medio de la empresa hidrológica Hidrocaribe, responsable del sistema de aguas servidas.

En el año 2015, mediante el Convenio China -Venezuela se anunció, la puesta en pleno funcionamiento de la planta de tratamiento de aguas servidas Dos Cerritos, en el municipio Maneiro, luego de ser rehabilitada con una inversión de 68,8 millones de bolívares, y seguía  la entrada en funcionamiento de la planta de tratamiento de Punta de Piedras, en el municipio Tubores; los sistemas de Los Bagres, municipio Díaz; en Juan Griego, municipio Marcano; Aricagüa, en Antolín del Campo y San Pedro de Coche, municipio  Villalba.

“Se trata de un proyecto de gran envergadura que garantizará un saneamiento integral para la entidad, en vista del daño ambiental que puede ocasionar una planta de tratamiento en mal funcionamiento», indicó en ese momento el entonces Gobernador, Calos Mata Figueroa.

Hace dos años, 2019, la directora del Ministerio de Ecosocialismo en el estado Nueva Esparta, Nataly Verde, reconoció que, de las 11 plantas de tratamiento de la región insular, solo ocho estaban operativas, “funcionan en un 45% debido a las fallas con la reposición de equipos”, y Alfredo Arvelo, coordinador de Residuos y Desechos de ese Ministerio, ratificó que “la mayoría está operando a media máquina”, pero confiaban en un acuerdo para su recuperación a través de PDVSA.

El pasado mes de febrero la inoperatividad de las 11 plantas de tratamiento del estado Nueva Esparta volvió a ser noticia, aunque desde el año 2017 el Colegio de Ingenieros del estado Nueva Esparta viene haciendo seguimiento a la situación y a la fecha, efectivamente da cuenta del total abandono en que se encuentran las plantas de tratamiento y estaciones de bombeo de aguas servidas.

El secretario de Gobierno, Nicola Penna, declaró a los medios, “la inoperatividad casi absoluta en que se encuentra el sistema de aguas servidas del estado Nueva Esparta amenaza con una contaminación al mar, así como a las lagunas cercanas, pues las aguas están siendo vertidas crudas, es decir, sin ningún tratamiento”.

El sistema de recolección y disposición de aguas negras está prácticamente inoperativo, tanto por personal calificado, desinversión como por el desmantelamiento progresivo a manos de la delincuencia, dijo, e insistió que de no corregir la situación se avecinan graves problemas de contaminación de las playas de Nueva Esparta y cuerpos de agua natural, además de los problemas de insalubridad en las comunidades.

La responsabilidad de este sistema es de la Hidrológica del Caribe, Hidrocaribe, pero el año pasado los trabajadores denunciaron que, por razones de incumplimiento de los compromisos laborales el personal ha desertado, y en efecto las estaciones de servicio no tienen condiciones para que los trabajadores se mantengan en el sitio. Carecen hasta de luz, y por eso algunos han sido víctimas de atraco.

El director del Instituto Municipal del Ambiente en Maneiro, IMAM, Juan Liscano, corroboró que casi todas las estaciones están inoperativas, de hecho, la Alcaldía ha debido destinar recursos para invertir en tres de las estaciones del municipio en vista de las consecuencias que tiene para su costa.

“Por ser un sistema es necesario que todas las plantas estén en buen funcionamiento, pues al fallar una se corta el recorrido. Eso es lo que está pasando en Maneiro, al fallar la estación del Círculo Militar en donde confluyen 4 estaciones el agua va cruda al mar. Asimismo, sucede con La Auyama que por gravedad envía el agua a la planta de tratamiento Los Cerritos, pero ambas presentan fallas”.

En el municipio Mariño, también vecinos del sector Concorde en Porlamar, alertaron de otro derrame hacia la Laguna El Morro, y comunidades aledañas a de la Planta de Tratamiento los Bagres evidenciaron con fotos el desmantelamiento de esta estructura alertando la contaminación de la Laguna Las Marites.

Es importante dejar en claro que no se prevé que las autoridades competentes como es el Ministerio del Ambiente, y organismos que de el dependen, tengan previsto un plan de recuperación del sistema de recolección de aguas servidas de las islas de Margarita, Coche y Cubagua lo que podría generar un colapso y una tragedia ambiental de muy lenta recuperación y lo que ello significa para el turismo y la pesca. “Por el momento tenemos que los cardúmenes de sardina han ido variando su curso”.

Notiespartano

Compruebe también

El Chino González: Sí podemos tener un mejor municipio Mariño

El Chino González aseguró en una reunión con vecinos de La Cruz Grande, que sí se puede tener un mejor municipio solo ha faltado voluntad