7 experiencias sexuales que deberías probar al menos una vez

Hay cosas que todos deberíamos hacer antes de morir, sobre todo en materia horizontal. Pasan los años, nos comprometemos y cuando queremos darnos cuenta ya vamos con el bastón y no se nos levanta ni el ánimo. Por eso, has de empezar ya a vivir todas esas experiencias sexuales que están ahí pero nunca has probado. 

No te quedes con las ganas de haber hecho más, aún estás a tiempo. Si estás comprometido en una relación cerrada, anima a tu pareja a acompañarte en las aventuras. Y si estás soltero, este es tu momento.

A continuación, recogemos las siete experiencias que has de practicar al menos una vez en la vida:

1) Juegos BDSM

Al menos una vez deberías practicar BDSM, cuyas siglas responden al bondage (atar y dejarse atar), dominación, sadismo y masoquismo. Puedes ser tú el dominante o el sumiso. 

Se trata de una práctica en la que uno manda y el otro obedece. Si te lo quieres currar más, apuesta por añadir al juego elementos de cuero, esposas, vendas, látigos… Atrévete y nos cuentas. 

2) Estimular los testículos

Los testículos son una de las partes más olvidadas a la hora de practicar sexo. Al menos, en una ocasión, deberías hacer (o dejarte hacer) una sesión intensiva en esta parte del cuerpo. 

Si eres el receptor, te recomendamos acariciar los genitales masculinos durante el coito, o jugar con ellos con la lengua. Además, podías aprovechar a presionar la zona que se encuentra entre éstos y el ano, que es donde se encuentra la próstata, y estimulada de forma correcta da mucho placer al hombre.

3) Fiestas sexuales

No son un mito, existen. Si quieres saber dónde se hacen en tu ciudad, no tienes más que teclear un poco en tu buscador. 

Se trata de eventos donde personas que no se conocen practican sexo entre ellas. Ojo, esto es solo para personas muy abiertas de mente que entienden que el sexo puede ser otra cosa aparte de una manifestación de amor. 

Si te decides a ir, cuéntanos la experiencia. 

Fiestas sexuales

4) Tener sexo ‘intergeneracional’

Si siempre has tenido relaciones sexuales con personas de tu generación o que tenían más o menos tu edad, es hora de probar con gente con la que tengas mucha diferencia en años.

Son formas diferentes de entender la vida, y ello implican maneras distintas de practicar sexo también. Nosotros te recomendamos que siempre escojas amantes mayores que tú, ya que serás tú el que salga ganando con la diferencia. 

5) Hacer un trío

Una experiencia más relajada que la anterior pero de igual obligatoriedad. Hacer un trío, además, es una de la fantasías sexuales más comunes.

Es una práctica un tanto sobrevalorada por el porno, pero todos deberíamos hacerla al menos una vez en la vida. Con dos mujeres, dos hombres, uno y uno… Tú decides.

El problema del trío, no obstante, es si decides hacerlo con tu pareja, ya que pueden aparecer problemas de celos o inseguridades. Si ambos estáis dispuestos a vivir la experiencia juntos, debéis dejar antes muy claro las normas y elegir bien al artista invitado a la fiesta.

Haz un trío

6) Sexo anal (tanto ellos como ellas)

El sexo anal es más placentero en los hombres que en las mujeres, ya que en ellos se estimula la próstata.

Así lo revelan numerosos estudios, como el publicado por la revista Clinical Anatomy, que detalla que los orgasmos a través de la estimulación anal son mucho más intensos que los obtenidos a través de la estimulación del pene. Los expertos aseguran que en el ano se encuentra el punto G masculino, y el que lo prueba repite.

En cuanto a ellas, hay diversidad de opiniones, pero por probar que no quede. 

7) Tener un lío en el trabajo

Si estás soltero y hay alguien en tu empresa que te hace tilín, adelante. Es muy morboso tener una aventura con un compañero de trabajo, ya que es ‘prohibido’, pues nadie puede enterarse. El secretismo del asunto os pondrá a mil. 

No obstante, debes tener clara una regla: no has de repetir mucho con la misma persona, ya que corres el riesgo de que aparezcan sentimientos ajenos al sexo y complicar todo. Porque ya se sabe lo que dicen: donde tengas la olla, no metas… así que con cuidado y siempre dejando las cosas claras.

Lío en la oficina

Y esto es todo. ¿Qué te queda por hacer?

Notiespartano

Compruebe también

Las parejas más felices son las que menos aparecen en las redes sociales

Estás tan feliz en tu nueva relación de pareja que te encantaría gritarle al mundo lo feliz …