¿Qué son las flores de Bach y para qué se utilizan?

Aunque seguramente has oído hablar de ellas pues son un remedio que se conoce hace muchos años (pero no tantos como crees), todavía hoy en día existe bastante desconocimiento sobre las flores de Bach. Al contrario de lo que muchos piensan no son plantas, sino que son una serie de esencias naturales que se utilizan para tratar situaciones emocionales negativas.

En concreto, tratan, supuestamente, los miedos, la sensación de soledad, la desesperación, el estrés, la depresión y también distintos tipos de obsesiones.

Por supuesto, sus propiedades se tienen en cuenta principalmente en la homeopatía, pues su efectividad no está del todo comprobada, pero si estas esencias que el doctor Edward Bach descubrió entre los años 1926 y 1934 han llegado a conseguir la fama que les precede, es precisamente porque hay muchas personas que han conseguido ver resultados tras usarlas para tratar los problemas que hemos mencionado anteriormente.

Así que en el caso de que quieres saber más detalles sobre este interesante método que se incluye en las terapias alternativas (que se utilizan tanto para enfermedades físicas o psicosomáticas como para trastornos psicológicos o emocionales), sigue leyendo porque te contamos todo lo que necesitas saber sobre ellas.

Un poco de historia

 Aunque el uso de las flores con fines terapéuticos se remonta a la antigua China, no fue hasta 1930 cuando el médico británico Edward Bach dio a conocer un sistema terapéutico basado en la utilización de 38 remedios naturales preparados con diversas flores silvestres nativas de la región de Gales, en Gran Bretaña, de donde él era originario, las cuales eran maceradas en agua mineral y a la luz del sol.

Su teoría era que las enfermedades físicas tienen un origen emocional, así que podemos empezar a padecer enfermedades físicas por motivos sentimentales y mejorando nuestra salud mental, podíamos mejorar el estado de nuestro cuerpo.

A partir de esta creencia que desarrolló la llamada Terapia de las emociones y el Remedio de Rescate, este último, una combinación de 5 esencias florales (CherryPlum, Clematis, Impatiens, Rock Rose y Star of Bethlehem) creada para tomar en situaciones de agitación emocional como crisis nerviosas y estados de shock o de angustia profunda.

Benefíciate de sus ventajas

Al tratarse de remedios completamente naturales, las flores de Bach ni tienen contraindicaciones, ni interactúan con otros tratamientos médicos, ni generan adicción, varios de los motivos por los que hay tantas personas que se han animado a probar las flores de Bach.

Y sin duda hay mucha gente que sí ha notado que su consumo mejora su estado de ánimo y les tranquiliza ante situaciones extremas.

A demás, como tratan enfermedades de origen emocional, pueden tomarlas niños, embarazadas, ancianos y personas debilitadas, y pueden tomarse tanto diluyendo algunas (de los frascos en los que se venden) en un vaso de agua, o pueden también incluirse en el agua del baño: aunque en este caso hablamos de un método que debería usarse como tratamiento complementario a la administración oral de las esencias florales.

Compruebe también

Tónico de té verde para combatir el acné y las arrugas

Existen diversos tratamientos naturales para aliviar los brotes del acné, pero hay uno que es sencillo de realizar …