Mallorca y sus recetas típicas dan la bienvenida a la Semana Santa

En 2021 todavía no tenemos la oportunidad de viajar libremente y disfrutar de la Semana Santa como queremos, pero como esta situación pasará pronto y el año que viene tendremos más oportunidades de viajar y ya podemos comenzar a planificar el viaje que haremos el año que viene. Y para estos días de Semana Santa, Mallorca se convierte en un destino muy apetecible. Sobre todo, si tenemos en cuenta las recetas típicas de Semana Santa que encontramos en la principal isla balear.

Como en el resto de España, las tradiciones vienen marcadas por el calendario cristiano, así que tras la Cuaresma se puede encontrar una gran variedad de platos elaborados para celebrar ese fin de ayuno y de penitencia. Una costumbre que, aunque no se practique de forma activa, sí que se ve reflejada en la tradición gastronómica de todo el país.

Mercado Mallorca

Platos típicos de Semana Santa en Mallorca

En Pascua hay varios platos que reinan en las mesas mallorquinas. Elaboraciones que llegan de la tradición de las islas y que tienen a la carne como protagonista, después de pasar varias semanas relegada a favor de los platos elaborados con pescado. Uno de los platos que reaparecen en esos días es el popular Frit de Pascua. Se elabora igual que el tradicional frit mallorquín, pero con algún cambio propio de la celebració festiva.

El Frit de Pascua se cocina con carne, sangre, patata, guisantes, pimiento e hinojo, pero en lugar de utilizar carne de cerdo se añade cordero.

El cordero también es uno de los ingredientes que se utilizan en la elaboración de panades. Estas son empanadas rellenas de esa tierna carne de cordero, pero también se pueden elaborar utilizando carne de cerdo. La masa que forma estas panades también pueden ser rellenadas con pescado o verdura, así que siempre hay una panada al gusto de cualquier persona.

cocarrois de Mallorca

La misma masa se utiliza en los cocarrois, una elaboración de origen árabe que están rellenos de verdura, piñones y pasas. También admite otros ingredientes, así que aunque esta es la receta canónica, hay una buena variedad para elegir el sabor preferido en ambos casos.

En cuanto a los dulces, en muchos hornos, si no en todos, se pueden encontrar los crespells, pastas secas en forma de estrellas, flores o corazones, por ejemplo. Están elaboradoscon harina, huevo, manteca de cerdo, aceite de oliva y azúcar. Otro dulce típico son los robiols, elaborados con pasta de harina fina plegada con forma semicircular, cubiertos con azúcar glas y rellenos con mermelada de fresa o albaricoque, cabello de ángel, crema, requesón o chocolate.

Los niños también suelen consumir confits, que son caramelos de anís con una almendra en su interior. Normalmente los reparten los caperutxets durante las procesiones, pero también se pueden comprar en las pastelerías y tiendas de dulces. Muchos de estos platos típicos no solo pueden encontrarse durante la Semana Santa y Pascua, ya que muchos hornos, pastelerías, bares y restaurantes los ofrecen durante todo el año.

Notiespartano

Compruebe también

Lugares icónicos para disfrutar en Boston

La ciudad de Boston nos ofrece la posibilidad de conocer una gran variedad de opciones, …