¿Por qué dormir con cobija aunque haga calor?

La hora de dormir es muy importante ya que un sueño reparador y de calidad ayuda a que nuestro cuerpo y nuestro cerebro descansen y se regeneran para que al día siguiente funcionemos a la perfección.

Así como el sueño mismo es importante, también lo es todo lo que rodea esta actividad, como las horas que dormimos, el ambiente de nuestra habitación, la ropa que llevamos puesta (pijama), el colchón y hasta las cobijas.

¿Pero a ti te pasa que a pesar de que haga muchísimo calor no puedes dormir sin una cobija? Esto tiene diversas explicaciones y más adelante te las revelaremos.

¿Por qué no puedes dormir sin cobija?

Hay muchas personas que durante la noche sienten mucho calor y optan por dormir sin ninguna manta, sábana o cobija encima, pero hay otras que por más que lo intenten ¡no pueden y les son indispensables para poder dormir!

Si eres de las que únicamente tapándose logran conciliar el sueño, te tenemos noticias, existen algunas razones muy específicas del porqué te sucede esto.

Regula la temperatura corporal

Cuando nos encontramos despiertos nuestro cuerpo regula su temperatura de forma automática, pero cuando dormimos, pierde ese control y la temperatura corporal disminuye, es ahí cuando la manta entra en acción. Su función es nivelar y mantener nuestro calor corporal al crear una barrera que no permite variaciones de temperatura, así nuestra piel se mantiene caliente y no somos tan receptivos al clima exterior.

Forma parte de nuestros hábitos

Muchas personas tienen toda una rutina para ir a dormir, al grado de tener ciertas prendas y mantas preferidas. El cobijarnos es una costumbre que adquirimos desde la niñez, pues cuando la mamá cobija al niño es señal de que debe dormir y esa misma señal es la que recibe el cerebro al taparnos con nuestra cobija favorita.

Brindan seguridad

Las mantas brindan un sentimiento de seguridad y confort, por lo que al usarlas parece que alguien muy cercano a ti te está abrazando. Esto te permite conciliar el sueño más fácilmente.

Compruebe también

Robó $670 mil para jugar en un tragamonedas que no da dinero real

Una mujer gastó 940 mil dólares australianos (unos US$ 670 mil al cambio) de su …