Harry estaría pensando en divorciarse, según hermana de Meghan Markle

Samantha Markle, media hermana de Meghan Markle, dio nuevas declaraciones tras la explosiva entrevista que concedió la semana pasada su hermana junto a su esposo, el principie Harry, a la conductora estadounidense Oprah Winfrey.

En diálogo con el medio TMZ, Samantha Markle afirmó el domingo que la relación de Meghan y Harry podría terminar en divorcio si no reciben un “asesoramiento extenso”, que –asegura– les permita trabajar en ser “honestos” y en “ofrecer disculpas a todos los que han dañado”.

Esto implica, según Markle, que realicen una gira de “disculpa” por el Reino Unido, con el propósito de “deshacer todo el daño que le han hecho a la familia real”.

“Nada de esto ha sido honesto. El daño a la realeza ha sido masivo”, manifestó la mujer en alusión a la entrevista concedida por la pareja.

Samantha aseguró además que el príncipe debe estar cuestionando su matrimonio con la actriz y podría ser cuestión de tiempo para que el vínculo llegue a su fin.

“Tal vez ya lo esté cuestionando. Así debe ser si es que tiene un lóbulo frontal funcional. Vamos, no tiene 12 años. Debe tener la sensación de que todo lo que ha dicho ella ha sido mentira ¿Qué hombre estaría feliz o cómodo así?”, dijo la mujer.

Meghan

En días pasados, Samantha había arremetido contra su hermana, con la que no tiene ninguna relación. “Siento que sufre de un desorden de personalidad narcisista. No quiero diagnosticarla. Ella tiene que ir a un psiquiatra por su cuenta”, manifestó la semana pasada.

Según ella, Meghan tiene problemas psicológicos y el príncipe Harry solo está deslumbrado por sus encantos y sufre de un “síndrome de Estocolmo”. Subrayó que su hermana, por interés, lo “alejó de su familia, sus amigos y la vida que él conocía”.

Sobre el príncipe, dijo que le recuerda a “esas personas que duran mucho tiempo secuestradas y comienzan a sentir simpatía por sus captores”.

La hermana de Meghan aseguró que muchas de las cosas que dijo Meghan en la entrevista con Oprah eran mentira. Puso de ejemplo que afirmó que no le gustaba la realeza ni se veía cercana a ese mundo, cuando la verdad –según Samantha– es que ella siempre fue de esas niñas obnubiladas con la idea de ser princesa y que además atesora sus fotos al frente del palacio de Buckingham.

“Ella idealizaba a Diana. Y quería ser como ella. Le fascinaba ver y tratar de imitar como hablaba y como se vestía… Ahora que no diga que no tenía ni idea de quién era Harry”.

Cabe recordar que durante la explosiva entrevista concedida a la conductora estadounidense, Meghan Markle dijo haber sido objeto de “una campaña de desprestigio” de la familia real, que entre muchas cosas se mostró “preocupada” sobre “cuán oscura” sería la piel de su hijo.

Markle, quien es afroamericana, afirmó que su esposo, el príncipe Enrique, le reveló las preocupaciones de su familia sobre el tono de piel que tendría Archie, así como la seguridad a la que tendría derecho, antes de su nacimiento el 6 de mayo de 2019.

“En esos meses en que estaba embarazada (…) tuvimos una serie de conversaciones sobre que ‘no se le daría seguridad, no se le daría un título’ y también preocupaciones y conversaciones sobre qué tan oscura sería su piel cuando naciera”, dijo Meghan.

Harry y Meghan

La duquesa de Sussex afirmó que el palacio de Buckingham se negó a otorgar protección al niño, a pesar de que esa es la tradición, y reveló que tuvo pensamientos suicidas durante ese tiempo.

“Ya no quería vivir más”, le dijo a la presentadora con lágrimas en los ojos. “Ese era un pensamiento constante muy claro, real y aterrador”, agregó.

Meghan, que se casó con el príncipe Harry en 2018, relató que le transmitió a la familia real que estaba luchando y que necesitaba ayuda profesional, pero le dijeron que “no podía, que no sería bueno para la institución”.

Reveló además que se casó con Enrique tres días antes de la ceremonia oficial y que el segundo hijo que espera con su marido será una niña.

“Tener un niño y luego una niña, ¿qué más podemos pedir?”, comentó a su vez el príncipe Harry.

Meghan, de 39 años, denunció una “verdadera campaña de desprestigio” por parte de la institución real y dijo que no se sentía protegida por ella, pero tuvo cuidado de no atacar personalmente a miembros de la Corona.

Simplemente afirmó que, contrariamente a lo que había informado la prensa británica, no fue ella quien hizo llorar a Kate, la duquesa de Cambridge, sino que sucedió lo contrario durante un incidente que tuvo lugar antes de su matrimonio con el príncipe Enrique en 2018. Kate se disculpó poco después, comentó.

Padre puso en duda acusaciones de racismo

La semana pasada, el padre de Meghan puso en duda las acusaciones de racismo vertidas por su hija y el príncipe Enrique contra la monarquía británica, asegurando que está “decepcionado” por la entrevista que dio la pareja en la televisión estadounidense.

Meghan se distanció de su padre, Thomas Markle, antes de su boda con el nieto de Isabel II en 2018, a la que este, afincado en México donde dio una muy controvertida sesión de fotos a los paparazzi, no pudo asistir por problemas de salud.

Markle, con el que la duquesa de Sussex no tiene contacto desde hace años, afirmó el martes en la televisión británica esperar que se hubiese tratado de “solo una pregunta tonta”.

“No creo que la familia real británica sea racista en absoluto”, dijo al canal ITV este exdirector de iluminación para la televisión estadounidense, de 76 años, afincado en Rosarito.

Thomas Markle admitió que no conoce a ningún miembro de la familia real británica, ni siquiera a su yerno Harry y su nieto Archie, de casi dos años.

Meghan aseguró a Oprah que había hecho todo lo posible para proteger a sus padres de la presión mediática y que se sintió “traicionada” cuando descubrió que Thomas estaba alimentando a la prensa sensacionalista.

“Estoy muy decepcionado. Me he disculpado por ello, al menos 100 veces”, dijo Markle a ITV.

“Siento haberlo hecho”, añadió. “Pero nadie se había tomado la molestia de proteger a los miembros de nuestra familia” cuando “éramos atacados por la prensa todos los días”.

A pesar del distanciamiento, aseguró que “ama” a su hija, a la que le gustaría volver a ver.

En febrero, Meghan ganó un juicio contra la empresa editora del diario sensacionalista Mail on Sunday, al que demandó por invasión de la privacidad tras publicar extractos de una carta dirigida a su padre en agosto de 2018, en la que le pedía que no saliera más en los medios.

Notiespartano/Semana

Compruebe también

Elon Musk rompe récord de ganancias y es el más rico del planeta

El director general de Tesla tuvo un día que será recordado durante mucho tiempo. Gracias …