La hafefobia o miedo a tocar como causa de la pandemia

No cabe duda que la pandemia ha alterado los hábitos y las costumbres de toda la sociedad. La mascarilla forma parte del día a día, hasta el punto de resultar raro el ver alguien por la calle sin la misma. La gente se lava las manos varias veces al día para evitar posibles contagios.

También es bastante normal que hayan salido a la luz diversas fobias como puede ser el miedo a tocar, ya sean objetos o a personas. Este tipo de fobia se conoce con el nombre de hafefobia y supone un gran problema para muchas personas.

La hafefobia o el miedo a tocar

Como ya hemos comentado antes, la hafefobia va a consistir en el miedo o el temor a tocar personas u objetos o a que nos toquen. La aparición de tal fobia en tiempos de pandemia tiene su sentido ya que el famoso coronavirus se transmite por el simple hecho del contacto físico.

El evitar dicho contacto y mantener una distancia de seguridad prudencial ha provocado que muchas personas apliquen tales medidas hasta el extremo de padecer este tipo trastorno. El hecho de llevar mascarilla y mantener la distancia de seguridad es una obligación, lo que puede llegar a producir una auténtica obsesión en muchas personas.

No es raro por tanto el ver a personas que se laven nada más llegar a casa o meter en la lavadora la ropa que ha podido estar en contacto con otras personas. Las autoridades señalan que no hay que llega a tales extremos, ya que basta con mantener la distancia de seguridad o con lavarse las manos varias veces al día a la hora de evitar posibles contagios. Aparte de la citada hafefobia, la llegada de la pandemia ha causado también que salgan a la luz otra serie de fobias como la agorafobia o el temor a salir de casa.

Quién puede sufrir hafefobia

Las personas más propensas a contagiarse por coronavirus, como ocurre con las personas de riesgo, son las que tienen más probabilidades de sufrir tal fobia. De esta manera, no es raro ver a personas mayores o con enfermedades previas sufrir esta clase de fobia.

Aparte de ello, también son propensas aquellas personas que ya padecían algún tipo de trastorno o fobia que tuviera que ver con la ansiedad o la paranoia.

Qué hacer si se sufre de hafefobia

No hay que llevar las cosas al extremo y obsesionarse con el miedo al contagio. Los profesionales señalan que para superar este tipo de fobia hay que saber racionalizar el propio miedo que se sufre. La persona con hafefobia debe darse cuenta de que con su comportamiento está sufriendo en el día a día.

© 

Si la persona se da cuenta de ello, comenzará a cambiar su conducta y seguir con las medidas preventivas aunque sin obsesionarse con las mismas. Un buen profesional es clave a la hora de poder superar esta clase de fobia e intentar el hacer vida normal dentro de las limitaciones propias que marca la citada pandemia.

En definitiva, esta clase de fobia puede tener serias secuelas en aquellas personas que la sufren. Con el tiempo y no se trata rápidamente, puede provocar graves problemas en lo que respecta al aspecto social. La persona se vuelve mucho más retraída y se mostrará mucho más reacia a la hora de relacionarse con otras personas.

El aspecto emocional se puede ver muy dañado y es que las personas necesitan el poder relacionarse y mantener un contacto físico con otras para sentirse bien. En el caso de los niños, dicho aspecto se puede ver mucho más agravado ya que el afecto y el contacto es clave a la hora de tener un buen desarrollo.

Compruebe también

Así puedes tratar en casa un absceso dental

Un absceso es básicamente la acumulación de pus en alguna cavidad del cuerpo producto de …