Consejo de Seguridad ONU condena represión en Birmania

El Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) acordó este miércoles (10.03.2021) condenar la represión violenta de las protestas en Birmania, pero no denunciar el golpe de Estado -protagonizado por militares- o hablar de posibles medidas en respuesta a él a consecuencia de la oposición de varios Estados miembros.

Según fuentes diplomáticas, los quince países dieron el visto bueno a un texto de compromiso -que será adoptado oficialmente hoy mismo- en el que se pide contención al Ejército y se reclama la liberación inmediata de todas las personas detenidas de forma arbitraria. La declaración, impulsada por el Reino Unido tras una reunión a puerta cerrada que el máximo órgano de decisión de la ONU mantuvo la semana pasada, condena la violencia contra quienes protestan pacíficamente. 

No obstante, el texto final excluye parte del lenguaje planteado inicialmente por Londres, entre otras cosas las referencias al golpe de Estado y una advertencia sobre posibles medidas por parte del Consejo, por exigencia de varios países, entre ellos Rusia y China. Las declaraciones de este tipo, a diferencia de las resoluciones, son adoptadas siempre por unanimidad.

Desde el golpe de Estado del 1 de febrero de 2021, la represión policial contra las protestas en favor de la democracia ha dejado al menos 60 decesos, así como una multitud de personas heridas y detenidas. Las manifestaciones masivas que se han registrado en el país reclaman a los militares que restablezcan la democracia, respeten los resultados de las elecciones de noviembre y liberen a quienes están en prisión desde el levantamiento, incluida la depuesta líder Aung San Suu Kyi.

En febrero, el Consejo de Seguridad ya había reclamado la liberación de Suu Kyi y de otros líderes arrestados, pero había comenzado a mostrar su división en torno a la situación en Birmania, con países clave -como China y Rusia- que han evitado hasta ahora describir lo sucedido como un golpe de Estado, frente a la postura mucho más crítica de Estados Unidos o de Europa.

Washington sanciona a dos hijos del líder de la junta militar

Por su parte,  Estados Unidos anunció sanciones contra dos hijos del jefe de la junta militar, Min Aung Hlaing. «El Tesoro emprendió esas acciones en respuesta al golpe militar contra el Gobierno democráticamente electo» en Birmania y «su brutal matanza de manifestantes pacíficos», dijo el departamento en un comunicado.

Los hijos del jefe de la junta, Aung Pyae Sone y Khin Thiri Thet Mon, tienen varias empresas que se beneficiaron directamente por «el cargo y la maligna influencia de su padre», aseguró la entidad. Como sanción, Washington congeló todos los activos que ambos puedan tener en su territorio. Estados Unidos ya había sancionados a altos funcionarios, entre ellos al propio Min Aung Hlaing, el jefe militar y principal gobernante.

«Las fuerzas de seguridad de Birmania, a instancias de los líderes militares, han atacado brutal y letalmente a manifestantes desarmados (…) desde el golpe. Condenamos esos horribles ataques», afirmó el secretario de Estado, Antony Blinken, en una declaración. Añadió que las últimas sanciones apuntan a que rindan cuentas «los responsables del golpe y todos los que se beneficiaron financieramente por sus conexiones con el régimen militar».

Notiespartano/DW.com/Reuters

Compruebe también

Abaten a jefe del Estado Islámico en el Gran Sáhara

Abaten a jefe del Estado Islámico Adnan Abu Walid al Sahraoui, fue "neutralizado" anunció el presidente francés Emmanuel Macron