Realeza británica guarda silencio en medio de crisis por denuncia de Meghan sobre comentario racista

Meghan, duquesa de Sussex, ofrece una entrevista a Oprah Winfrey en esta fotografía distribuida sin fecha. Harpo Productions/Joe Pugliese/Handout via REUTERS

LONDRES, 9 mar (Reuters) – La monarquía de Reino Unido guardaba silencio el martes, después de que Meghan y el príncipe Enrique acusaron a un miembro de la familia real de realizar un comentario racista sobre su hijo y dijeron que ella había sido marginada hasta el punto que llegó a contemplar el suicidio.

La entrevista televisada de Oprah Winfrey con la pareja ha arrastrado a la realeza británica a su mayor crisis desde la muerte de Diana, la madre de Enrique, en un accidente automotriz en 1997, cuando la familia, liderada por la reina Isabel, fue criticada por su lenta respuesta.

En el programa de dos horas, transmitido originalmente en la tarde del domingo por CBS, Enrique también dijo que su padre, el príncipe Carlos, heredero al trono, lo había decepcionado.

«La peor crisis real en 85 años», decía la portada del diario Daily Mirror, mientras que el Daily Mail tituló «¿Qué han hecho?». El columnista Trevor Kavanagh de The Sun se preguntó si la entrevista significaba el fin de la realeza.

«Difícilmente podría ser más dañina para la familia real, sobre todo porque es poco lo que puede hacer para defenderse», dijo The Times en un artículo titulado «Ataque real».

«La clave para la supervivencia de la monarquía a lo largo de los siglos ha sido su capacidad para adaptarse a las necesidades de la época. Necesita adaptarse nuevamente», dijo The Times.

Isabel, quien tiene 94 años y ha estado en el trono por 69 años, quiere tomarse un tiempo antes de que el palacio emita una respuesta, dijo una fuente de la realeza.

Casi tres años después de una boda repleta de estrellas en el castillo de Windsor, Meghan recibió conmiseración en Estados Unidos luego de que describió a algunos miembros de la familia real británica -a los que no identificó- como indiferentes, mentirosos o responsables de realizar comentarios racistas.

Ella y Enrique también han tenido una tórrida relación con la prensa británica, y en particular los tabloides que han sido críticos de la pareja.

Para la monarquía, que traza sus orígenes a lo largo de 1.000 años de historia británica e inglesa hasta Guillermo el Conquistador, las revelaciones de Meghan se han comparado con las crisis por la muerte de Diana y la abdicación de Eduardo VIII en 1936.

El primer ministro británico, Boris Johnson, evitó las preguntas sobre la crisis, aunque, en teoría, es un servidor de la corona e Isabel II es la jefa del Estado británico, así como de otros 15 reinos, incluidos Canadá, Australia y Nueva Zelanda.

Johnson dijo que tenía la mayor admiración por la reina, pero que no quería comentar sobre la entrevista. La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, dijo que era poco probable que su nación dejara pronto de tener a la reina como jefa de Estado.

Los opositores a la monarquía dijeron que las acusaciones hechas por Meghan y Enrique mostraban cuán podrida estaba la institución.

«Ahora la gente está recibiendo una imagen mucho más clara de cómo es realmente la monarquía. Y no se ve bien», dijo Graham Smith, director de Republic, un grupo que busca abolir la monarquía.

«Dado que la reina probablemente será reemplazada por el rey Carlos durante esta década, la posición de la monarquía rara vez ha parecido más débil», dijo Smith.

Algunos partidarios de la realeza describieron a Meghan, una exactriz estadounidense de 39 años, como alguien que busca publicidad y tiene su atención puesta en convertirse en estrella de Hollywood.

Pero la gravedad de las afirmaciones ha planteado preguntas incómodas sobre cómo podría funcionar la monarquía británica en un mundo meritocrático, luego de sobrevivir a siglos de revoluciones que derrocaron a sus pares en toda Europa.

«La era de la deferencia, que ya está bajo tensión, desaparecerá con su fallecimiento», escribió Trevor Kavanagh de The Sun, preguntándose si la familia real sobreviviría a la popular reina Isabel.

Notiespartano/Reuters

Compruebe también

Barry Jenkins dice le daba temor filmar el drama sobre la esclavitud en «The Underground Railroad»

Por Lisa Keddie LONDRES (Reuters) – El cineasta Barry Jenkins, director de «Moonlight», estrenará una …