Ecuación blanca por Manuel Avila

El acto realizado por Acción Democrática Nueva Esparta en La Cancha de La Arboleda el jueves 4 de marzo tuvo la presencia del Secretario de Organización Nacional Carlos Prosperí y se realizó a casa llena con los adecos celebrando y entonando su himno y canciones alusivas a pan, tierra y trabajo. Una gran fiesta blanca que fue analizada y estudiada por muchos analistas y críticos de la región.

Ese acto de trascendencia para la historia política insular sembró muchas expectativas en la gente y cuando se hicieron las 4 pm ya hace rato estaba repleto el espacio deportivo de La Arboleda. La pasión desbordó el acto y las emociones rompieron esquemas de la historia acciondemocratista regional. Salieron las banderolas, las gorras, los sombreros y las boinas como una muestra que los adecos están de nuevo en las calles alzando las banderolas blancas.

Las autoridades regionales encabezadas por Tobías Bolívar Parra, Secretario General y Francisco “Chivo” Narváez, Secretario de Organización y todos los miembros del CES estuvieron atentos a los acontecimientos que ocurrieron esa tarde en el espacio deportivo porlamarense. Muchos anunciaron profecías y adivinaciones y otros apostaron a los análisis del fracaso y del abandono de la militancia, pues la división producida por el Alacranato de Bernabé Gutiérrez y su cuadre con el Gobierno Nacional al asumir la dirección nacional del partido del pueblo por la vía de la judicialidad constitucional del gobierno. Ahí en esa tarde estaban en juego muchos factores de relevancia que hablarían a futuro de dos AD la legítima coordinada por Henry Ramos y Carlos Prosperi y la otra liderada por Bernabé Gutiérrez.

Como nota interesante estaba la presencia anunciada de Morel Rodríguez Avila, Candidato a la Gobernación de Nueva Esparta. Eso no ocurrió porque el roblero estuvo indispuesto y no apareció en el acto. Esa era la gran pregunta de los adecos presentes en el escenario deportivo y de los que desde sus celulares escrutaban la verdad de la esencia del acto que además de dar fortaleza a la AD legítima, también implicaba el compromiso de los adecos con el ex Gobernador Morel Rodríguez Avila. Pero cuando ya habían descartado la presencia del roblero por las razones antes expresadas apareció la sorpresa de la entrada triunfal de su hijo Morel Rodríguez Rojas que entró acompañado de una cantidad de adecos que lo saludaban con muestras de afecto.

Llegó Rodríguez Rojas con una carta en las manos de su Padre que fue leída por el maestro de ceremonias Angelo Camino ante los aplausos y la emoción de la gente que aplaudía cada frase de la epístola política y donde Morel manifestó su compromiso en el tiempo con el Partido del Pueblo y sus deseos de seguir impulsando el crecimiento de esa organización que es un bastión importante de las luchas democráticas. Si bien es cierto en los discursos encendidos de Carlos Prosperi y los legionarios blancos que arengaban a los presentes sobre el poder político de su organización y algo de su historia, no se habló de apoyo o de la entrega de la tarjeta a ningún candidato, ni se habló de compromisos políticos. Pero en la profundidad del discurso se planteó una lucha frontal contra los que traicionaron los ideales del partido y la lealtad a los principios filosóficos de “Venezuela, Política y Petróleo”, obra cumbre de Don Rómulo Betancourt, el Padre de la Democracia.

La lectura de la Carta de Excusas enviadas por Morel Rodríguez Avila, el recibimiento a Morelito su hijo y su ubicación en el podio de las autoridades de AD, la posterior ubicación en la primera fila y la camaradería de las autoridades nacionales y regionales, dejaron bien claro que hay un matrimonio político entre el ex Gobernador y las autoridades de AD. Por otra parte, la celebración de un acto paralelo en Ciudad Cartón que intentó quitarle lucidez al evento fue otra osadía y otro reto a las autoridades nacionales que lidera Henry Ramos Allup. Con tantas muestras de cariño de los adecos a la candidatura de Morel Rodríguez Avila a la Gobernación de Nueva Esparta hay una respuesta contundente al organizador del acto de Ciudad Cartón y abre el análisis a los que se atreven a decir que no hubo un compromiso esa tarde en La Arboleda.

Viene la pregunta, ¿por qué no estuvo presente el Gobernador en ejercicio en el acto de La Arboleda? La respuesta se la pueden dar Ustedes mismos y la repuesta a la ecuación es porque forma parte del alacranato de Bernabé a quien los adecos institucionales no quieren para nada. Ahí está la respuesta ante las dudas y es el mismo pueblo adeco quien se responde con los aplausos a la figura de Morel Rodríguez candidato a la Gobernación de Nueva Esparta.

Queda para el análisis lo del apoyo a Morel Rodríguez Avila que lo despreciarán los organizadores del acto de Ciudad Cartón y lo aplaudirán los defensores de la legitimidad de AD que apuestan a castigar a los traidores a los ideales blancos. Pero lo que sí pueden anotar con seguridad es que esa tarde Nueva Esparta con sus propios ojos a través de las redes sociales y los adecos presentes en la cancha de la Arboleda vieron nacer una relación AD-Morel que revive la historia blanca en Nueva Esparta con el Gallo Blanco liderando la consolidación y crecimiento del partido del pueblo en la región.

Dejaremos ese análisis escrito para que las generaciones futuras vean con sus propios ojos la historia política de la región que parece repetirse en el tiempo de manera sincronizada y anuncia desde ya que los adecos están escuchando los cascos de los caballos, el sonido de las olas y el retumbar de un pueblo que pide cambios en medio de la desgobernanza existente en la región.

Encíclica/ManuelAvila

Compruebe también

Sobre bases firmes se avanzará hacia el mejoramiento social por Morel Rodríguez

Sobre bases firmes es lo más importante de todo programa de gobierno y tener claridad en los objetivos a proponer como meta