Consejos para tener relaciones sexuales cuando hay gente en casa

No todo el mundo puede permitirse vivir con su pareja en un espacio exclusivo para ambos. Esto puede dificultar encontrar momentos para la intimidad en pareja y, a la larga, deteriorar la calidad del vínculo. Por ello, compartimos varios consejos para tener relaciones sexuales cuando hay gente en casa.

Algunas personas no se sienten cómodas con este tipo de prácticas cuando hay otras personas en el domicilio, ya sean compañeros de piso, hijos u otros familiares. Sin embargo, puede resultar complicado disponer de momentos a solas y no por ello debería abandonarse la intimidad en pareja

Aunque hemos de ser respetuosos y considerados en la convivencia, los beneficios de las relaciones sexuales tanto a nivel individual como a nivel de vínculo afectivo son numerosos. Por lo mismo, es importante no descuidar este aspecto y tratar de adecuarnos a las circunstancias.

Recurre al sexo oral

Sexo oral
El sexo oral puede ser una buena manera de disfrutar de la intimidad.

El sexo oral es una interesante alternativa para mantener relaciones sexuales cuando hay gente en casa. En primer lugar, porque nos ayuda a salir de la rutina y a experimentar nuevas sensaciones. Pero, además, porque nos permite ser más discretos, silenciosos y, por ende, más respetuosos con el resto del hogar. 

Descubre más: No me gusta el sexo oral

Haz silencio

Cualquiera sea la práctica sexual que pensemos llevar a cabo en pareja, el silencio es una de las claves principales. No solo por respeto al resto de convivientes sino porque, de este modo, evitamos ser sorprendidos, interrumpidos o reprochados por otros.

Por lo tanto, aunque en ocasiones sea complicado controlar las expresiones vocales de placer, hemos de hacer un esfuerzo. La idea es que lo que suceda en la intimidad quede solamente entre los participantes.

Asegúrate de que el colchón no suene

No obstante, nuestras manifestaciones audibles no son las únicas que pueden molestar al resto. También es importante comprobar que el sonido del colchón (y de cualquier otro elemento de la cama, como el cabecero) no perturbe el ambiente en el hogar.

Si no es posible evitar el ruido, convendría plantearse mantener relaciones sexuales en otra ubicación que no sea la cama, siempre que eso fuese posible sin perturbar a los demás miembros del hogar.

Elige las posiciones tradicionales

La rutina es uno de los principales enemigos del sexo y, por lo mismo, es importante innovar en las prácticas y posiciones sexuales que realizamos. No obstante, tal vez sería preferible reservar esta creatividad para los momentos de mayor intimidad.

Cuando haya más gente en casa, lo ideal sería que optásemos por posturas tradicionales que sepamos, con certeza, que nos permitirán mantener la discreción.

Sigue leyendo: 6 posturas sexuales románticas para disfrutar en pareja

Altas horas de la madrugada

La elección del horario también es un asunto relevante. En determinados momentos del día, la actividad en el hogar será mayor; y, por lo mismo, durante estos periodos es más probable que nos veamos interrumpidos.

Entonces, aquellas horas en las que el resto de personas del domicilio está descansando pueden proporcionarnos un extra de privacidad. No obstante, debemos considerar que en ese momento el silencio reinante será mayor y tendremos que respetar el sueño de los otros.

El móvil, en silencio

Silenciar el teléfono móvil es una práctica importante cuando deseemos tener un momento de intimidad en pareja. No solo a la hora de mantener relaciones sexuales sino siempre que busquemos un espacio de conexión real con el compañero sentimental.

De este modo, evitaremos distracciones y podremos centrarnos plenamente en la presencia y la compañía del otro. Pero, además, así nos aseguraremos de que ningún sonido llamará la atención del resto de los convivientes hacia nuestro dormitorio o el espacio que hayamos escogido.

Consejos para tener sexo en casa cuando se tienen hijos pequeños

Cuando se tienen hijos pequeños, hay que buscar espacios de complicidad en pareja.

Las parejas que tienen hijos pequeños pueden encontrar mayores dificultades para hallar un espacio y un tiempo apropiados para mantener relaciones sexuales.

Los infantes son aún muy dependientes de los adultos, necesitan atención y supervisión casi constante. Aún así, existen algunos consejos para no descuidar la vida sexual en pareja mientras los hijos son pequeños.

Establecer una rutina

Las rutinas y los horarios son positivos y necesarios para los niños ya que les aportan seguridad y estabilidad. Pero, además, pueden convertirse en los mejores aliados de la pareja.

Si conocemos los tiempos en los que cada miembro de la familia estará realizando cada actividad, nos será más sencillo planificar un encuentro íntimo. Por las noches, después de acostar a los niños, cada pareja dispone de un valioso tiempo a solas.

Ser previsores

Del mismo modo, la previsión puede ahorrar muchos problemas e inconvenientes. Así, antes de comenzar deberíamos asegurarnos de tener todo lo necesario para no tener que salir del dormitorio más adelante. Y, por supuesto, no deberíamos olvidar cerrar la puerta.

Discreción

Al igual que en las recomendaciones generales, en este caso particular también es importante tratar de ser discretos y silenciosos. Pese a formar parte de la misma familia, es preferible que los niños no escuchen nada que pueda alarmarles o llevarles a buscar atención. 

Una cuestión de preferencias personales

Pese a todo lo anterior, hay personas que no se sienten cómodas manteniendo relaciones sexuales cuando hay gente en casa. En esos casos, no hay necesidad de insistir. La sexualidad debe ser libre y disfrutada por ambos.

Con el correr del tiempo, se abrirán nuevos espacios de intimidad que permitirán un encuentro satisfactorio sin la cercanía de los demás miembros de la familia o convivientes. Mientras tanto, solo queda mantener la conexión de la pareja a través de las muestras de cariño y la comunicación.

Compruebe también

La Ninfomanía: Un trastorno sexual que esclaviza

El término ninfomanía proviene de ninfa y de manía. Las ninfas en la mitología griega eran las …