Cargamento de 895 reses atraca en Cartagena tras odisea bovina

Foto de archivo. Vacas pastan en una granja cerca de Sunchales, Argentina. 6 de abril de 2018. REUTERS/Marcos Brindicci

CARTAGENA, 26 feb (Reuters) – Veterinarios del Gobierno español decidían el viernes el destino de cientos de reses hacinadas a bordo de un barco que regresó a puerto tras varios meses en el mar, en condiciones que animalistas describieron como «infernales».

El Karim Allah atracó el jueves en el puerto de Cartagena, al sureste de España, después de haber navegado durante meses por el Mediterráneo, luchando por encontrar un comprador para sus 895 animales.

El ganado fue rechazado por varios países por temor a que fuera portador del virus bovino de la lengua azul.

Si la inspección efectuada por los veterinarios demuestra que las reses dan positivo al virus de la lengua azul, el cual es transmitido por insectos y provoca cojera y hemorragias, serán sacrificadas inmediatamente.

En ese caso, su carne no podría venderse y el cargamento debería ser eliminado. Por el contrario, si se obtiene la autorización tras los análisis, los animales pueden ser revendidos para su exportación en vivo.

El Ministerio de Agricultura dijo que tomaría las decisiones oportunas tras analizar la información resultante de la inspección.

Dos furgonetas y un camión que transportaba un generador eléctrico se estacionaron en el muelle junto al barco el viernes por la mañana, según dijeron testigos a Reuters.

Miquel Masramon, abogado que representa al armador, Talia Shipping Line, afirmó que el buque tiene todos los certificados necesarios para transportar ganado y que los propietarios habían gastado más de 1 millón de euros para garantizar el bienestar de los animales durante el viaje que ha durado varios meses.

Defensores de los derechos de los animales cuestionaron el trato dado a las reses.

Aparte de cualquier posible brote, es probable que los animales sufran graves problemas de salud tras su «infernal» travesía, dijo a Reuters Silvia Barquero, directora de la ONG Igualdad Animal.

No está claro a quién pertenece el cargamento. El exportador original, World Trade, dice que no es responsable del ganado porque ya lo ha vendido, dijo el abogado de Thalia, Masramon. Reuters no ha podido ponerse en contacto con World Trade para obtener comentarios.

Un segundo barco, el ElBeik, también zarpó de España en diciembre con un cargamento de casi 1.800 reses. Actualmente se encuentra amarrado frente al puerto turcochipriota de Famagusta.

Notiespartano/Reuters

Compruebe también

¿Sin mascarilla? Algunos se muestran escépticos a nuevas pautas en EEUU, otros dicen que ya era hora

Por Tim Reid, Brad Brooks y Maria Caspani WASHINGTON/LUBBOCK (Reuters) – La nueva directriz del …