El intento de China de detener la propagación de COVID-19 en Wuhan redujo muertes por otras causas

SHANGHÁI, 24 feb (Reuters) – El número de muertes en China —excluyendo el epicentro del coronavirus de Wuhan- descendió ligeramente durante los tres primeros meses de 2020, lo que sugiere que los esfuerzos por controlar la propagación de COVID-19 redujeron las muertes por otras causas, según un nuevo estudio.

Investigadores de la Universidad de Oxford y del Centro Chino para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), analizaron los datos del registro oficial de defunciones desde el 1 de enero hasta el 31 de marzo del año pasado para comprobar los cambios en las muertes generales y por causas específicas.

La tasa de mortalidad en Wuhan, la ciudad en la que se identificó por primera vez el coronavirus causante de la COVID-19, se situó en 1.147 por cada 100.000 personas durante ese periodo, un 56% más de lo que normalmente se espera, según el estudio publicado el miércoles.

Sin embargo, fuera de Wuhan, la tasa de mortalidad fue de 675 por cada 100.000, inferior a la esperada de 715, después de que los confinamientos a nivel nacional redujeran el número de muertes por otras causas como la neumonía común o los accidentes de tráfico, según el estudio, publicado por el BMJ.

Los datos oficiales de las autoridades médicas chinas sitúan la cifra total de muertes por COVID-19 en la China continental en 4.636, de las cuales el 83,5%, es decir, 3.869 muertes, se produjeron en Wuhan.

Los estudios locales también muestran que el número de personas portadoras del virus podría haber sido mucho mayor de lo que se pensaba en un principio. El CDC de China dijo en diciembre que había encontrado anticuerpos contra COVID-19 en el 4,43% de las muestras de sangre de Wuhan, lo que implica que medio millón de personas se habían infectado.

El mes pasado, expertos enviados por la Organización Mundial de la Salud llegaron a Wuhan para investigar el origen del coronavirus. Dijeron que podría haber estado circulando en otras regiones antes de que se identificara por primera vez a principios de 2020, pero que no había pruebas de otros grandes brotes.

(Información de David Stanway; editado por Richard Pullin, traducido por Michael Susin en la redacción de Gdansk)

tagreuters.com2021binary_LYNXMPEH1N0HV-BASEIMAGE

Compruebe también

EEUU dispuesto a aumentar tropas en Europa del Este si Rusia ataca a Ucrania

EEUU responderá afirmativamente" si sus aliados de Europa del Este solicitan una mayor presencia militar en caso de un ataque ruso a Ucrania