Malta, archipiélago paradisíaco

Nada mejor que tomar un descanso y relajarse en playas paradisíacas en medio de actividades de esparcimiento. Para eso te presentamos la isla de Malta, una de las islas más codiciadas en el Mediterráneo. En ella podrás navegar, bucear y disfrutar de diferentes deportes acuáticos durante casi todo el año. Además, también podrás jugar al golf, escalar, hacer senderismo, parapente y muchas otras cosas más, en cualquiera de sus tres islas que conforman el archipiélago maltés.

Gozo y Comino son las otras dos islas que integran el archipiélago y aquí te presentaremos lo que debes conocer de cada una de ellas para que tus vacaciones sean aprovechadas al máximo.

Malta

La temporada alta para visitar cualquiera de las islas es entre los meses de abril y noviembre, pero la buena noticia es que durante todo el año, la isla de Malta tiene un clima templado y podrás disfrutar de sus bellas costas sea cuando sea que la visites.

La Valeta -su capital-, es uno de los puntos turísticos más visitados del mediterráneo y en ella disfrutarás de paseos por sus calles rectas donde podrás deleitarte con hermosos paisajes desde cualquier punto en que te encuentres, ya que es una ciudad pequeña de tan solo 514.564 mil habitantes.

El fuerte St. Elmo es una de las fortificaciones que se ha conservado en magníficas condiciones, y que en la actualidad se encuentra la academia de policías, la cual podrás visitar y pasear por dentro y por fuera.

El Museo y La Catedral de St. Johns, antigua iglesia de los caballeros de la orden de San Juan, observarás los mármoles del suelo y la colección de pinturas de Caravaggio, los cuales hacen de este lugar una maravilla. Los niños menores de 12 años no pagan entrada para disfrutar de estas maravillas.

De igual forma, los jardines Upper Barrakka son una visita obligada donde podrás pasear por sus elegantes jardines, tomarte un café y disfrutar de las impresionantes vistas del Gran Puerto y Las Tres Ciudades. Al mediodía se disparan armas de la British Saluting Battery y observarás cómo cargaban y disparaban las armas en el siglo XIX

Mdina es otra de las ciudades de Malta, para aquellos amantes de la vida nocturna, con bares, discotecas y restaurantes donde puedes pasar una noche movida y a su vez degustar de la auténtica comida maltesa. Y si te gusta la fotografía, el puerto pesquero Bahía Spinola te ofrece barcos de diferentes colores y materiales, lugar predilecto para inmortalizar las tardes de la ciudad. El museo de la catedral, situado en la plaza del Apóstol San Pablo, podrás ver las reliquias y tesoros de la primera catedral de Mdina como pinturas, impresiones, esculturas de madera, colección de monedas y dibujos de los maestros hospitalarios que residían en la ciudad.

Gozo

Con tierras color miel, esta isla se identifica por ser más calmada, pequeña y con áreas más verdes y menos rurales que Malta. Entre las características mas resaltantes que poseen están sus colinas, valles, caminos para senderismo y hermosos acantilados escarpados. Si lo que te gusta se inclina más a la naturaleza que a las edificaciones, Gozo es la isla para ti.

Los amantes de las actividades acuáticas encontrarán diversidad de opciones para realizar como el buceo o el snorkel, en sus aguas azules paradisíacas y podrán conocer el lugar donde se encontraba la principal atracción turística de la ciudad, como lo era la Blue Window, una maravillosa obra natural creada por la erosión del agua y el viento donde se apreciaban los bellos acantilados que la rodeaban, pero que el 8 de marzo de 2017 colapsó debido a un fuerte temporal marítimo. Pero no te desanimes, el lugar sigue siendo un lugar turístico muy visitado, no solo para apreciar los restos de la puerta azul, sino por visitar una de las locaciones del primer episodio de la saga Winter is coming de Jugo de Tronos. Y como si fuera poco, aquí podrás bucear las zonas marítimas que rodea la Blue Window.

También podrás visitar los templos de Ggantija, el molino Ta’ Kola Windmill, el pueblo de pescadores Xlendi, la playa Ramla Bay, la cueva de Calipso y el puerto de Mdzhar donde desembarcan los pasajeros que viajan en ferry.

Comino

Bien dice el dicho que todo lo bueno viene en frasco pequeño y Comino no se escapa de ello. Esta diminuta isla posee las playas más espectaculares del archipiélago de Malta, con sus aguas cristalinas y paisajes de ensueño. Desde Malta puedes contratar un full day que te llevará todo un día a conocer sus mas intrincados rincones. Te recomendamos que la visites en verano, que a pesar de la gran cantidad de gente que encontrarás en sus costas, valdrá la pena la experiencia, además de que en inviernos será imposible meterse en sus aguas. Si quieres alejarte del bullicio y te gusta caminar, pues estás de suerte, ya que puedes visitar la playa Blue Lagoon donde podrás hacer caminatas de un extremo de la isla al otro y disfrutar de más espacio libre para tu deleite.

Notiespartano

Compruebe también

Copenhague destino clásico de Europa

Copenhague es la capital de Dinamarca y ofrece una serie de atractivos para que las …