Guerra al ELN en Venezuela decretaron unión de grupos paramilitares advirtiendo que “Correrán ríos de sangre”

Los pueblos de la frontera en Táchira están amenazados en este momento por la unión de dos grupos paramilitares que advierten regresar a los territorios de los cuales fueron desplazados por el Ejército de Liberación Nacional (ELN); eso ocurre en varios municipios del Táchira, como también ocurrió hace unos años en el Catatumbo del estado Zulia. Eso ocurre ante el silencio de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), ante la colaboración de militares y civiles con los grupos irregulares.

Cuando intereses políticos y militares facilitaron, en Boca de Grita, la actuación del Ejército de Liberación Nacional (ELN) para que se enfrentara al paramilitar Los Rastrojos, asumieron que el sanguinario grupo simplemente se desplazaría. Eso ocurrió en febrero 2020. Un año después los paramilitares, ahora de las Autodefensas Gaitanistas del Cartel del Golfo, han avanzado en la conquista del territorio fronterizo por esa zona norte del Táchira.

Unos años antes de lo ocurrido en Boca de Grita, que fue en febrero 2020, un hecho similar sucedió en los municipios Bolívar de San Antonio del Táchira y Pedro María Ureña, cuando los paramilitares de los grupos Los Urabeños y Los Rastrojos fueron desplazados por el ELN.

El 17 de febrero 2021 el llamado protector del Táchira, Freddy Bernal, anunció que se había evitado un atentado con la incautación de materiales para elaborar un artefacto explosivo; según él era para cometer actos de saboteo y ataques a unidades militares fronterizas e instalaciones estratégicas en el sector Boca de Grita, municipio García de Hevia. “Los individuos se dieron a la fuga nadando el río que separa Colombia con Venezuela”, fue la excusa de Bernal para justificar que no hubo detenidos.

Hemos vuelto

Se dirige a “los sectores de Llano Jorge, San Antonio, La Invasión, Juan Frío, La Parada y la zona histórica Villa del Rosario”. Se identifica como “el primer comandante del grupo paramilitar Los Gaitanistas que venimos tomando nuevamente posesión del territorio ya tomado por la guerrilla, como es el ELN”.

Dice llamarse Junior y asegura que cuenta con “mi comandante Chamorro, Martín y Tarazona y La Liendra; por parte de Los Rastrojos, en unión con Lobo, Cepillo, gaitanistas presentes”.

Sentencia “hemos vuelto y tenemos en la mira a los traidores como lo es Rafael Mundaray, El Choco, Fabiola, familia Delgado, familia Pat’ecacho, Brayan, alias Rito, alias Estrellita, El Soldado, Gabriel, El Chueco, Harold, Puche, Orégano, Miguel y el señor Milton; todos estos sapos, faltones que estuvieron con nosotros les queda poco tiempo”.

“Aun así, el Gobierno los esté apoyando, déjenme decirles que por las calles correrán ríos de sangre, porque la oleada de muertos será grande. Volvimos en el momento más indicado, empezar la fiesta de bienvenida, ya tenemos la ubicación de los comandantes de esta guerrilla y sus casas en La Invasión, tanto de Llano Jorge, como de San Antonio”.

El individuo que se identifica como alias Junior asegura que recibe información de “la gente que de verdad quiere que volvamos, porque no se sienten conformes con la guerrilla del frente Carlos Germán Velasco Villamizar del ELN, porque lo único que hacen es atropellar al pueblo y a la frontera”.

Les hace advertencias 2a los comerciantes, dueños de casas de cambio, llenaderos de gasolina, a quienes pasan por las trochas que a partir de hoy, a las 6 de la tarde, declaramos toque de queda o seguirán apareciendo muertos por todos lados”.

“Tenemos seis ataques con bombas en diferentes zonas como San Antonio, Llano Jorge, La Parada y Villa del Rosario”.

En Boca de Grita

Pareciera una acción concertada, por parte de los grupos paramilitares, para retomar simultáneamente los sectores que antes controlaban y de los cuales fueron desplazados por el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Mientras por una parte aparecen Los Gaitanistas, por Táchira y el Norte de Santander, por otro lado, están Los Rastrojos también advirtiendo que vuelven al lugar del cual fueron desplazados en Boca de Grita, Colón, Coloncito, Orope, Umuquena, La Palmita, La Tendida y Cao Amarillo.

Un sonido corrió en las redes de los pueblos fronterizos con la voz de un individuo que se identifica como el Comandante William “con la compañía del menor Fátima, Lobo, Cepillo, Cejas del grupo paramilitar Los Rastrojos”.

Advirtiendo que será el primer y único comunicado, informan “que venimos nuevamente retomando nuestro territorio, ya tomado por la guerrilla ELN. Les informo que ya tenemos la ubicación de los faltones, traicioneros, sapos y colaboradores de esta guerrilla. Les informo que les queda poco tiempo”, a la vez que advierte que pretenden retomar el territorio “con el apoyo del grupo paramilitar Los Gaitanistas, dirigidos por el comandante El Paisa, Junior y Chamorro”.

Enfatizan que su acción no está dirigida contra el pueblo sino contra aquellos “que estén a favor de la guerrilla” a quienes declaran “objetivo militar y la orden es muerte a cada uno de sus colaboradores y familias”.

Señalan a un grupo de familias o personas que según ellos están apoyando al ELN: “los Pereira, los Irigay, la negra Cristina junto a su esposo Ramiro, Sandro Beltrán, los Sil, William el Papero, el viejo Tulio; otros comercios y líneas de moto taxi. Ya sabemos que son varios los colaboradores de esta guerrilla; serán ríos de sangre los que correrán por estos pueblos”.

SebastianaBarraez/FronteraViva/Infobae

Compruebe también

Carvajal reveló que Chávez envió $21 millones a Cristina Kirchner

Los USD 800 mil que le incautaron a Guido Antonini Wilson el 4 de agosto …