Los cortes de agua persisten en Texas, pero la frágil red eléctrica revive

Por Callaghan O’Hare

HOUSTON, EEUU, 19 feb (Reuters) – Casi la mitad de los tejanos sufrieron el viernes la interrupción del servicio de agua, la última secuela de una devastadora tormenta invernal que provocó cinco días de apagones antes de que la asediada red eléctrica del estado volviera a funcionar.

Todas las centrales eléctricas del estado volvieron a funcionar, aunque más de 195.000 hogares seguían sin electricidad el viernes por la mañana, y más de 14,4 millones de personas en 160 de los 254 condados de Texas tenían interrumpido el servicio de agua, según la Comisión de Calidad Ambiental de Texas.

Casi dos docenas de muertes se han atribuido a la ola de frío. Las autoridades dicen que sospechan que han fallecido muchas más personas, pero los cuerpos no han sido descubiertos.

Jennifer Jordan, de 54 años, de Midlothian, al sur de Dallas, dijo que ella y su marido estaban sin electricidad a pesar de que la cuenta en línea de la familia con el proveedor indicaba que sus problemas habían sido «resueltos».

«No tengo energía en mi casa, ni una pizca de energía», dijo la profesora de educación especial de escuela secundaria. «Es realmente duro. Estás deseando darte una ducha caliente, comer una comida caliente».

Las carreteras congeladas seguían siendo intransitables en algunas partes del estado. El hielo en los cables y otros problemas tenían a los trabajadores de servicios públicos luchando para volver a conectar a los hogares, mientras que los productores de petróleo y gas buscan maneras de reanudar la producción.

Los hospitales de algunas zonas afectadas se quedaron sin agua y trasladaron pacientes a otros lugares. Millones de personas recibieron la orden de hervir el agua potable después de que las plantas de tratamiento de agua se quedaron sin energía, lo que podría permitir la proliferación de bacterias.

En Houston, estaba prevista una distribución masiva de agua embotellada en el estadio Delmar el viernes, según la Oficina de Gestión de Emergencias de la ciudad. Alrededor del mediodía, la fila de coches que esperaban para entrar en el estadio se extendía cerca de un kilómetro, dijo un policía a Reuters.

El presidente Joe Biden dijo que aceleraría la ayuda federal de emergencia para Texas y que había ordenado a su gobierno que identificara otros recursos para ayudar al estado.

(Reporte de Brad Brooks en Lubbock, Nathan Layne en Wilton, Callaghan O’Hare en Houston y Steve Holland en Washington; Reporte adicional de Maria Caspani en Nueva York; Editado en español por Javier López de Lérida)

tagreuters.com2021binary_LYNXMPEH1I1D2-BASEIMAGE

Compruebe también

OMS: Podemos estar seguros que variante ómicron se expandirá

OMS dijo este viernes que no hay duda de que la variante ómicron del coronavirus se propagará y pidió que los Gobiernos examinen los datos