ENFOQUE-Dividido por Draghi, el Movimiento 5 Estrellas sufre una crisis de identidad

Por Gavin Jones, Angelo Amante y Giuseppe Fonte

ROMA, 19 feb (Reuters) – El Movimiento 5 Estrellas de Italia, que en su día fue el prototipo de los partidos populistas y antisistema de toda Europa, se encuentra en una encrucijada: ¿debe adoptar plenamente la corriente política dominante o volver a ser una agrupación externa al sistema?

El destino de la formación, que ha experimentado un descenso de apoyos en las encuestas de intención de voto, podría dar forma a la política italiana en los próximos años en función de cómo evolucione el frente de batalla que se ha originado en el partido.

Cuando el 2 de febrero el jefe de Estado pidió al expresidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, que intentara formar Gobierno y poner así fin al estancamiento político de Italia, la dirección del 5 Estrellas descartó inmediatamente dar su apoyo.

Sin embargo su fundador, Beppe Grillo, excomediante de 72 años, tenía otros planes. Cuatro días más tarde, se apresuró a salir de su casa en Génova para asistir a una reunión de crisis en Roma con una treintena de los principales parlamentarios del 5 Estrellas.

En el encuentro, celebrado en una sala de conferencias de la laberíntica Cámara de Diputados de la capital, dejó claro que la decisión inicial de la agrupación debía ser revocada, según un legislador que estuvo presente.

«Cuando entramos, Grillo estaba fingiendo que hablaba con alguien por teléfono; era una especie de acto cómico», dijo la fuente, que declinó ser nombrada porque la reunión era privada. «Estaba hablando.(…) de por qué deberíamos formar parte del Gobierno».

Algunos políticos y votantes del 5 Estrellas están profundamente descontentos con la línea impuesta por Grillo.

En el primer voto de confianza de Draghi en el Parlamento, el miércoles, 23 de los 92 senadores del movimiento desafiaron la línea del partido y se negaron a respaldarle. El dirigente provisional de la formación, Vito Crimi, dijo que la mayoría de ellos serían expulsados.

OLA POPULISTA

El futuro de 5 Estrellas —ya salga de su crisis aún más debilitado o transformado en un partido progresista mayoritario— podría marcar el fin de la ola populista que barrió Italia en las últimas elecciones y que alarmó a los mercados financieros y a sus socios europeos.

La agrupación La Liga, de Matteo Salvini, ya ha abandonado el campo de la extrema derecha para apoyar a Draghi.

En cierto modo, el 5 Estrellas ha seguido una trayectoria similar a la de otros partidos populistas del sur de Europa, como Syriza en Grecia y Podemos en España.

Los tres alcanzaron el poder, pero han sido absorbidos por el sistema político establecido, contra el que juraron luchar, y han visto cómo pierden apoyos en las encuestas.

«No sé cómo deberían llamarnos ahora. Tal vez el partido anti-antisistema…», dijo a Reuters el diputado de 5 Estrellas Raphael Raduzzi. «Tenemos que preguntarnos en qué queremos convertirnos».

Grillo dejó de participar en el día a día de los asuntos de la agrupación hace unos cinco años, pero cuando hay que tomar decisiones cruciales sigue siendo el que manda.

Poco antes de su reunión con sus colegas de partido, escribió una publicación en su blog en la que pedía que el nuevo Gobierno nombrara un ministro de transición ecológica con plena responsabilidad sobre la política energética.

Grillo ya había hablado con Draghi y recibió la garantía de que se crearía este ministerio a cambio del respaldo de su grupo, según dijo a Reuters una fuente cercana al fundador del movimiento.

Grillo, que se comunica con el público principalmente a través de su blog, declinó hacer comentarios para este artículo.

La portavoz de Draghi confirmó que Grillo y Draghi hablaron sobre la formación del Gobierno.

«Estuvieron de acuerdo sobre la importancia de crear un Gobierno con un fuerte énfasis en la transición ecológica», dijo.

ECOLOGÍA

La ecología siempre ha sido una parte central de la plataforma del 5 Estrellas. Es una de las cinco «estrellas» políticas de las que toma su nombre. El transporte sostenible es otra.

Italia, a diferencia de Alemania y Francia, nunca ha tenido un partido verde de éxito, y Grillo se fija en ese hueco con la esperanza de salvar a su partido de la extinción gradual.

Se trata de un tema que mueve grandes sumas de dinero y grandes ideales. La Comisión Europea ha ordenado que las políticas de lucha contra el cambio climático representen el 37%, el mayor componente individual, de su Fondo de Recuperación creado para ayudar a las maltrechas economías del bloque.

En el caso de Italia, eso significa 70.000 millones de euros (85.000 millones de dólares) para gastar en la transición ecológica durante los próximos seis años.

«Ahora el medio ambiente. Lo que haga falta», tuiteó Grillo esta semana bajo un díptico multicolor de Draghi al estilo de Andy Warhol, en referencia a la famosa promesa del exjefe del BCE de 2012 de hacer «lo que haga falta» para salvar el euro.

El 5 Estrellas es la mayor fuerza en el Parlamento gracias a su triunfo en las elecciones de 2018, cuando obtuvo el 33% de los votos, el doble que su rival más cercano.

Ahora tiene menos del 15%, lo que le convierte en el cuarto partido de Italia, y necesita desesperadamente una nueva identidad.

Tiene cuatro ministros en el recién formado Gabinete de Draghi, pero para muchos miembros, apoyar al Gobierno de un expresidente del BCE es inaceptable. Hacerlo en una coalición con enemigos declarados empeora las cosas.

Fundado en 2009 como plataforma de protesta contra la supuesta tendencia a la corrupción y el amiguismo en la élite política y empresarial de Italia, el partido 5 Estrellas abogó por la democracia directa basada en internet y se comprometió a no formar nunca alianzas con los partidos tradicionales.

En los últimos tres años ha gobernado en dos coaliciones, con la derecha y el centro-izquierda, y ahora se dispone a gobernar con ambos a la vez.

«Para mí es un paso demasiado grande», dijo Raduzzi, diputado de la Cámara Baja que se opuso a unirse al Gobierno de tecnócratas y políticos profesionales.

¿FUTURO LÍDER?

Raduzzi no ha abandonado el partido, a diferencia de una de sus figuras más populares, Alessandro Di Battista, que escribe frecuentes artículos atacando a Draghi o a miembros de su Gobierno.

Di Battista, de 42 años, abandonó el partido tras la decisión de apoyar a Draghi, pero sus seguidores esperan que vuelva cuando llegue el momento y lo ven como un futuro líder.

La batalla por el futuro del 5 Estrellas se librará probablemente entre las visiones opuestas de Di Battista, por un lado, y de Grillo, por otro.

Grillo, por ahora en el puesto de mando, quiere transformar 5 Estrellas en un partido ecologista y pro-UE, aliado con el Partido Democrático de centro-izquierda, para competir con el bloque derechista de Salvini.

Di Battista quiere que el 5 Estrellas evite una alianza estructural con la izquierda y recupere su antiguo espíritu antisistema, con una postura más crítica hacia la UE y las grandes empresas.

«Creo que este Gobierno es un suicidio para el Movimiento 5 Estrellas y es malo para Italia», dijo Di Battista a Reuters. No descartó volver a las filas de 5 Estrellas en el futuro.

El riesgo para el 5 Estrellas, actualmente en manos del poco carismático Crimi, es que, sea cual sea el camino que tome el partido, para las próximas elecciones de 2023 su declive será irreversible.

La caída en el apoyo a 5 Estrellas no es del todo sorprendente, dado que se trata de un partido antisistema que también está en el Gobierno. Sin suficientes escaños en el Parlamento para gobernar en solitario, el movimiento se alió además con la izquierda o la derecha.

A diferencia de los izquierdistas Syriza y Podemos, o de la ultraderecha de la Agrupación Nacional en Francia y del Partido de la Libertad de Austria, el 5 Estrellas siempre se ha presentado como un movimiento sin ideología con votantes tanto de izquierda como de derecha.

Algunos comentaristas políticos creen que su mejor oportunidad de resurgir reside en el ex primer ministro Giuseppe Conte, que no está afiliado a ningún partido pero es cercano al 5 Estrellas.

El mensaje que Conte publicó en Facebook en su último día como primer ministro recibió más de un millón de «me gusta», un récord para un político italiano. Prometió «continuar el camino» de su Gobierno de 16 meses, de tendencia izquierdista, en el futuro.

Millones de votantes del 5 Estrellas, y algunos de sus políticos, esperan que lo haga como su líder.

(Escrito por Gavin Jones; editado por Mike Collett-White, traducido por Michael Susin en la redacción de Gdansk y Tomás Cobos)

tagreuters.com2021binary_LYNXMPEH1I0PS-BASEIMAGE

Compruebe también

EEUU retira oficialmente a las FARC de su lista de grupos terroristas

El Departamento de Estado de EE.UU., anunció este martes la retirada de las extintas FARC …