Mindfulness para parejas: ¿cómo puede mejorar la relación?

La pareja es una de las personas más importantes de nuestra vida. No solo por la cantidad de tiempo que compartimos con ella; sino, sobre todo, por el alto nivel de intimidad emocional que se crea entre ambos.

Así, una relación saludable y enriquecedora nos llena de felicidad y confianza; mientras, una marcada por los conflictos y los desacuerdos puede afectarnos muy negativamente. Por fortuna, el mindfulness para parejas ofrece propuestas que previenen el desgaste de la relación y ayudan a mejorar la calidad del vínculo. 

El mindfulness es una disciplina que se enfoca en dirigir la atención hacia el momento presente, sin juzgarlo ni pretender cambiarlo. Esto nos ayuda a mantener una actitud más abierta y tolerante, a conocernos mejor y a relacionarnos con los demás de una forma saludable. Todos estos beneficios influyen, indudablemente, en la relación de pareja; pero, a continuación te explicamos de qué manera específica lo hacen.

Pareja haciendo mindfulness

Presencia

¿Cuántas veces has estado mirando el móvil mientras tu pareja te hablaba? ¿En cuántas ocasiones te has descubierto divagando mentalmente en lugar de disfrutar de la compañía de la otra persona? Ofrecerle atención y presencia al compañero sentimental es básico para crear intimidad emocional; sin embargo, nos resulta costoso.

El mindfulness para parejas nos ayuda a tener un mayor control de nuestra atención y nos invita a enfocarnos en el momento presente cuando estamos con el otro, involucrándonos con nuestros cinco sentidos.

Aceptación

La aceptación es una de las principales premisas del mindfulness, y aplicada al ámbito de la pareja puede tener un importante impacto positivo. Con frecuencia los conflictos surgen porque una de las partes desea que la otra cambie en algún aspecto, que modifique su conducta, sus aficiones o su forma de pensar.

Aceptar al compañero sentimental tal y como es, sin esperar que sea lo que yo quiero o lo que yo había imaginado es un acto de profundo respeto. Pero, además, es la base para construir una relación saludable.

El mindfulness para parejas potencia la flexibilidad

Los patrones de pensamiento rígidos son perjudiciales a nivel personal, pero también afectan en gran medida a la relación de pareja. El vínculo amoroso no se mantiene estático, cambia y se desarrolla al tiempo que lo hacen sus integrantes. Y esto es necesario para que la relación no caiga en la rutina y no se active un piloto automático que termina desconectándonos del otro.

Si la relación no se va adaptando a los distintos momentos vitales de cada miembro de la pareja, esta deja de ser satisfactoria y enriquecedora. Ofrecer resistencia al cambio genera sufrimiento, abrazarlo puede llevarnos a otro nivel.

Gestión de las emociones

Por lo general, las personas no sabemos relacionarnos con nuestras emociones negativas. Estas nos resultan sumamente desagradables, deseamos librarnos de ellas de inmediato y, además, permitimos que esa intensidad emocional controle nuestras acciones.

Así, con frecuencia interpretamos gestos neutros como ofensivos o amenazantes y reaccionamos poniéndonos en guardia. Nuestro cerebro activa el modo “luchar o huir” y entramos en dinámicas de conflicto o indiferencia que resultan muy dañinas.

Practicar el mindfulness nos ayuda a calmar la mente y a tomar el control de esas respuestas automáticas. Ya no reaccionamos, sino que decidimos deliberadamente cómo actuar. Y, de este modo, estamos en posición de reconsiderar la situación y evitar el conflicto.

Mayor conocimiento

El mindfulness para parejas nos permite conocernos mejor a nosotros mismos y saber cuándo estamos reaccionando desde nuestras propias heridas y miedos. Sin embargo, también nos ayuda a detectar con mayor facilidad el estado de la otra persona, a identificar y comprender sus emociones y necesidades.

Analizar el estado de la relación y de cada uno de los miembros se vuelve más sencillo y este conocimiento profundo nos da la posibilidad de actuar en la dirección adecuada.

Chico mirando a su novia

Mindfulness para parejas conectadas y felices

En definitiva, el mindfulness nos hace más empáticos y más conscientes de nosotros mismos. Nos enseña a ofrecer presencia y desde ahí nutrir el vínculo, y a aceptar y honrar a la otra persona por lo que es.

Todos estos aspectos favorecen la construcción de un relato común en la pareja y permiten integrar las dos personalidades. Por esto, no solo se logra prevenir el desgaste del vínculo y gestionar los conflictos de forma más saludable, sino también vivir relaciones más conectadas y felices.

Notiespartano

Compruebe también

Trastornos sexuales después del parto

Después del parto, alrededor de un 80% de las mujeres sufren de diversas afecciones que …