Boris Johnson considera plan para culminar desconfinamiento en los próximos cinco meses

LONDRES, 17 feb (Reuters) – El primer ministro británico, Boris Johnson, está considerando una salida escalonada del confinamiento por el COVID-19 que haría que la maltrecha economía local vuelva a una actividad completa en los próximos cinco meses tras un gran avance en la campaña de vacunación.

El nuevo coronavirus, que surgió en China a finales de 2019, ha matado a 2,4 millones de personas en todo el mundo, ha trastocado la vida normal de miles de millones de personas y ha sumido al Reino Unido en su peor bache económico en 300 años.

Tras avanzar más rápido que el resto de los países occidentales -salvo Israel- en la vacunación de su población, la economía del Reino Unido, de 3 billones de dólares, aspira a ser una de las primeras grandes economías occidentales en volver a una cierta apariencia de normalidad, aunque todavía muy por detrás de China.

Johnson, que expondrá el camino para salir del confinamiento el 22 de febrero, dijo que el plan de salida será cauteloso pero irreversible. El Reino Unido ha vacunado hasta ahora a 15,8 millones de personas con una primera dosis.

El diario Daily Mail dijo que si bien los trabajadores de oficina deberán seguir cumpliendo sus tareas desde casa durante algún tiempo, partes de la economía como el sector vacacional y los grandes hoteles reabrirán en abril.

Las industrias de ocio al aire libre, como los parques temáticos y los zoológicos, así como el golf, los gimnasios al aire libre y el tenis, también podrían reanudar su actividad en abril, aunque los pubs, bares y restaurantes tendrían que esperar hasta mayo y una reapertura completa se daría recién a principios de junio.

La flexibilización de las restricciones más estrictas a las libertades personales en tiempos de paz en la historia moderna de Inglaterra irá acompañada de un programa de pruebas masivas. Las escuelas inglesas reabrirán el 8 de marzo.

Gran Bretaña registra el quinto número de muertes oficiales por COVID-19 del mundo. Pese a una serie de contratiempos en su respuesta a la pandemia, el gobierno de Johnson se movió mucho más rápido que la mayor parte de Occidente para asegurar el suministro de vacunas, lo que le dio una ventaja.

En la actualidad, el Reino Unido ha administrado una primera dosis de vacuna a 15,58 millones de personas, o un 23% de sus 67 millones de habitantes, sólo por detrás de Israel y los Emiratos Árabes Unidos en cuanto a vacunas por habitante.

(Información de Guy Faulconbridge; Edición de Kate Holton; editado en español por Tomás Cobos y Javier Leira)

tagreuters.com2021binary_LYNXMPEH1G0ID-BASEIMAGE

Compruebe también

Putin defiende a ultranza el derecho a veto en el Consejo de Seguridad de la ONU

Putin no descartó hoy una reforma de la ONU, pero defendió a ultranza el derecho de veto de los miembros permanentes del Conejo de Seguridad