Hijos descuartizaron a su padre tras una fuerte discusión en Caricuao

Los restos hallados en el Distribuidor Caricuao el sábado en la mañana fueron identificados; se trataba de Orangel Emilio Morales Mujica, un hombre de 50 años y por este crimen las investigaciones responsabilizan a sus dos hijos y a su yerno.

Morales Mujica tenía problemas con las drogas desde hace varios años; en el apartamento 221 de la UD7 de Caricuao, lugar en donde ocurrió el crimen, en reiteradas oportunidades se escuchaban gritos.

Al parecer, este hombre era violento con sus hijos. Además, los vecinos, quienes decidieron no identificarse ante las cámaras de Caraota Digital, señalaron que Orangel constantemente hurtaba bombillos y mantenía azotada la zona con la compra y venta de droga.

Durante una discusión, la madrugada del sábado, el hombre se habría vuelto más violento que nunca. En el lugar estaba su hija Airangel Morales, de 19 años, su otro hijo de 14 años y su yerno, José Calderón. Estos participaron en la trifulca y con un arma blanca, le propinaron varias heridas.

El hombre cayó al suelo muerto. Para despistar las investigaciones de las autoridades, los presuntos responsables decidieron desmembrar el cadáver. Lo ocultaron en el Distribuidor Caricuao, a pocos metros del apartamento.

 

Al día siguiente, una comisión de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) halló los restos de Orangel. Fueron trasladados a la morgue de Bello Monte. La División de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) comenzó con las pesquisas y lograron identificar a la víctima.

Al entrevistar a los familiares, dentro del apartamento, las investigaciones preliminares señalaron a la hija, el adolescente y al yerno como presuntos responsables del crimen. Sin embargo, Calderón, yerno de la víctima, aún no ha podido ser ubicado por los funcionarios.

Violencia intrafamiliar

Durante los últimos 20 días han trascendido varios crímenes intrafamiliares; personas que bajo los efectos de drogas o alcohol, deciden asesinar a sus familiares durante alguna disputa.

El pasado 19 de enero, un joven identificado como Félix Manuel Peralta mató a sus abuelos y a su tío en La Vega para robarles sus pertenencias. Este muchacho decidió cometer el crimen, presuntamente porque sus abuelos lo corrieron de la casa por andar en «malos pasos».

Cuatro días después, el 23 de enero un joven de 27 años, Reiner José Maita Morales, bajo los efectos del alcohol le propinó varias puñaladas a su madre, en Petare, luego de una discusión. Al parecer, la madre le había recriminado que no hiciera una fiesta en la casa que compartían, lo que provocó su furia. Después de matarla, intentó quitarse la vida con la misma arma homicida. Sin embargo, no prosperó. Funcionarios del Cicpc lo detuvieron y luego de ser atendido en un centro hospitalario, fue llevado a los calabozos.

Venezuela sigue repuntado con índices violentos; tan solo en el 2019, el Observatorio Venezolano de la Violencia (OVV) registró 11.891 muertes violentas, ubicando al país como uno de los más peligrosos de la región.

Notiespartano/CaraotaDigital

 

Compruebe también

Carabobo: Detienen a 6 miembros de una banda dedicada al tráfico de personas

Funcionarios del Servicio de Investigación Penal de la Policía Municipal de Libertador, en el estado …