¿Qué hacer si tu hijo te sorprende teniendo relaciones sexuales?

Existen muchas familias que comparten la misma habitación o, a veces, la cama para dormir con sus hijos o hijas.  Esta situación puede complicar la privacidad en la pareja, sobre todo al momento de tener relaciones sexuales.

Ante ello, una especialista en educación sexual explica qué hacer y qué no hacer si somos sorprendidos por nuestros hijos en pleno acto sexual.

Según la psicóloga especializada en educación sexual, es natural que los adultos sientan vergüenza al ser pillados en una situación incómoda, pero pasado el shock, es necesario hablar del tema.

«Aunque lo ideal es que la pareja tenga relaciones sexuales con la máxima discreción e intimidad, si te pillan, aunque no es lo ideal, hay que hablarlo y normalizarlo», señaló Eli Soler experta en educación sexual en adolescentes. 

Es necesario indicar que, en la actualidad aún está presente el tabú de hablar de sexo con los hijos, pero debes saber que «callarlo no es la solución».

«A los jóvenes les da vergüenza y a los padres también, pero dejar pasar el tema y hacer como si nada hubiese pasado no es una solución», advierte para ABC.

¿A qué edad es recomendable hablar de sexo con los hijos?

Según la especialista, es en torno a los 8 años, cuando los niños «cogen conciencia de qué es el sexo, porque a medida que crecen, mayor es el riesgo de que te pillen y sepan lo que hacen sus progenitores», recuerda Soler.

«Los padres solo hablan con sus hijos de sexo cuando son mayores o empiezan a tener relaciones. Y no puede ser así. Hay que educar antes para hacer una prevención futura», indica la experta. 

Además, es importante tranquilizar al menor, crear un ambiente de confianza y dejar que haga preguntas y ponerlas en contexto. «Porque, si no, va a buscar las respuestas en internet», señala la psicóloga para el portal ABC.

¿Qué debería decirle a mi hijo si me ha sorprendido teniendo relaciones sexuales?

Lo mejor que se puede hacer es mantener la tranquilidad ante el menor para poder hablar . «Hay que explicarle que tener sexo es un acto normal propio de los mayores y que lo hacen cuando se quieren».

Asimismo, señala que si bien explicamos que no tiene nada de malo, ellos «no tendrían que haberlo visto porque es un acto íntimo».

Pero, aún así, «hay que normalizarlo, no en el sentido de que nos haya visto, sino de que no ha presenciado algo traumático», indica la psicóloga y advierte que si no hablamos de ello con nuestros hijos, sí podría acarrearle un trauma a futuro o asociar el sexo a una experiencia negativa.

Notiespartano

Compruebe también

6 Características de un buen amante

Es inevitable cuestionarnos sobre las características que deben ser propias de un buen amante, quizá …