Consejo de Seguridad de la ONU pide la liberación de líder birmana Suu Kyi

5 feb (Reuters) – El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas pidió la liberación de la primera ministra de Myanmar Aung San Suu Kyi y de otras personas detenidas por los militares, y subrayó la necesidad de defender la democracia, pero sin condenar el golpe de Estado de esta semana.

En Estados Unidos, el presidente Joe Biden dijo que los militares debían dimitir y su asesor de seguridad afirmó que la Administración estaba considerando una orden ejecutiva que podría incluir sanciones.

La larga y problemática transición a la democracia en Myanmar descarriló el lunes cuando el comandante del ejército Min Aung Hlaing asumió el poder, alegando supuestas irregularidades en las elecciones de noviembre que el partido de Suu Kyi ganó de forma aplastante. La comisión electoral ha dicho que la votación fue justa.

Los 15 miembros del Consejo de Seguridad de la ONU dijeron en una declaración acordada por consenso el jueves que «subrayaban la necesidad de defender las instituciones y los procesos democráticos, abstenerse de la violencia y respetar plenamente los derechos humanos, las libertades fundamentales y el Estado de derecho».

El lenguaje de la declaración era más suave que el borrador original de Reino Unido y no hacía referencia al golpe de Estado, aparentemente para ganar el apoyo de China y Rusia, que tradicionalmente han protegido a Myanmar de una acción significativa del Consejo. China también tiene grandes intereses económicos en Myanmar y vínculos con el ejército.

La misión china en la ONU dijo que Pekín esperaba que los mensajes clave de la declaración «fueran tenidos en cuenta por todas las partes y condujeran a un resultado positivo» en Myanmar.

Reuters no pudo ponerse en contacto inmediatamente con el Gobierno de Myanmar para que hiciera comentarios.

La Premio Nobel de la Paz Suu Kyi, de 75 años, no ha sido vista desde su detención. La policía ha presentado cargos contra ella por importar y utilizar ilegalmente seis radios walkie-talkie encontrados en su casa.

Biden dijo que Estados Unidos estaba trabajando con aliados y socios para hacer frente a la toma de posesión de los militares.

«No cabe duda de que en una democracia la fuerza nunca debe tratar de anular la voluntad del pueblo o intentar borrar el resultado de unas elecciones creíbles», dijo.

Dos senadores estadounidenses, uno demócrata y otro republicano, aseguraron que presentarían el jueves una resolución para pedir a los militares de Myanmar que den un paso atrás en el golpe de Estado o se enfrenten a las consecuencias, en particular a las sanciones.

Además, la Casa Blanca informó de que el asesor de seguridad nacional, Jake Sullivan, habló por teléfono con los embajadores de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático, un bloque de 10 miembros al que pertenece Myanmar, antes denominada Birmania.

(Información de Reuters; escrito por Matthew Tostevin, Rosalba O’Brien y Stephen Coates; editado por Grant McCool y Richard Pullin; traducción de Jorge Martínez)

tagreuters.com2021binary_LYNXMPEH140I2-BASEIMAGE

Compruebe también

Régimen de Siria se embolsó US$100 millones de la ayuda humanitaria

Régimen de Siria se embolsó US$100 millones de la ayuda humanitaria