CONTEXTO-¿Cómo funcionan las tasas negativas?

LONDRES, 4 feb (Reuters) – Los inversores redujeron sus apuestas a que el Banco de Inglaterra introducirá pronto tasas de interés negativas después de que el banco central dijo que los prestamistas necesitarían al menos seis meses para prepararse para tal medida.

El BoE dijo que no quería enviar una señal de que tenía intención de establecer un tipo negativo, pero que los reguladores deberían empezar a preparar a bancos como HSBC, Lloyds y Barclays para la posibilidad de que se apliquen tasas de interés menores que cero en el futuro.

El Banco Central Europeo, el Banco de Japón y otros ya han adoptado tipos negativos, pero los miembros de la Reserva Federal de Estados Unidos se han mostrado más indecisos.

Así es como funciona una política de tasas negativas junto con algunos de sus posibles escollos:

¿POR QUÉ ALGUNOS BANCOS CENTRALES HAN ADOPTADO TASAS NEGATIVAS?

Durante la crisis financiera mundial de 2008-09, muchos bancos centrales redujeron las tasas de interés cerca de cero.

Con sus economías aún en dificultades en los años siguientes, los responsables políticos de la zona del euro, Suiza, Dinamarca, Suecia y Japón permitieron que los tipos cayeran ligeramente por debajo del 0%.

La pandemia de coronavirus ha presionado ahora a los bancos centrales para que inyecten aún más estímulos en sus economías.

La Fed, que había conseguido elevar los costos de los préstamos en los últimos años, recortó las tasas hasta situarlas justo por encima de cero, pero varios de sus miembros han expresado su resistencia a ir más allá.

El BoE recortó su tasa de interés clave hasta un mínimo histórico del 0,1% en marzo de 2020 y ha duplicado su objetivo de compra de bonos desde el inicio de la pandemia para apoyar la economía.

Sin embargo, la mayoría de los economistas encuestados por Reuters creen que es poco probable que recorte los tipos por debajo de cero este año, en gran medida porque el rápido despliegue del programa de vacunación británico ha aumentado las perspectivas de una recuperación económica.

También ha habido divisiones sobre las tasas negativas dentro del Comité de Política Monetaria, miembros internos, encabezados por el gobernador Andrew Bailey, han subrayado los riesgos e incertidumbres. Los miembros externos se han mostrado más abiertos a la idea.

¿CÓMO FUNCIONA?

Con una política de tasas negativas, los bancos y otras instituciones financieras están obligados a pagar intereses por guardar el exceso de efectivo -más allá de lo que los reguladores dicen que deben mantener a mano por razones de seguridad- en el banco central.

Evitar los cargos es un incentivo para que los bancos usen su dinero para prestar más a las empresas y a los consumidores, ayudando al crecimiento.

El BCE introdujo las tasas negativas en 2014. Su tipo de depósito es actualmente del -0,5%.

El BoJ pasó a un tipo negativo en 2016, sobre todo para evitar que el fortalecimiento del yen perjudicara a su economía, muy orientada a la exportación. El banco central nipón utiliza agresivas compras de activos para guiar las tasas a corto plazo al -0,1% y la tasa a largo plazo a cerca de cero.

En diciembre, sin embargo, señaló que planeaba examinar formas más eficaces de alcanzar su objetivo de inflación, en medio de la creciente preocupación de los responsables políticos por la disminución del rendimiento y el aumento del costo de la larga flexibilización monetaria.

¿CUÁLES SON LOS PROS Y LOS CONTRAS?

Las tasas negativas de los bancos centrales reducen los costos de los préstamos para las empresas y los hogares.

Sus defensores afirman que también contribuyen a debilitar la moneda de un país haciéndola una inversión menos atractiva que otras divisas. Esto puede dar a los exportadores una ventaja competitiva, pero aumenta la inflación al hacer subir los precios de las importaciones.

Pero los tipos negativos también reducen el margen que las instituciones financieras obtienen de los préstamos, algo que los funcionarios del Banco de Inglaterra han dicho anteriormente que podría resultar contraproducente, perjudicando a los bancos y reduciendo los flujos de crédito a la economía.

El BCE y el Banco de Japón han tratado de recompensar a los bancos que usan sus líneas de crédito, reconociendo la necesidad de incentivos para impulsar los préstamos en lugar de castigarlos por guardar su dinero.

El gobernador del BoE, Bailey, dijo en enero que las tasas cercanas y por debajo de cero cambiaban «todo el cálculo de cómo funciona el sistema bancario».

Los prestamistas en Reino Unido obtienen la mayor parte de sus ganancias de la diferencia entre las tasas que cobran por sus préstamos y lo que pagan por los depósitos. Los banqueros advierten que las tasas negativas podrían obligarles a introducir más comisiones en la banca minorista.

HSBC dijo en octubre que los tipos mínimos y bajo cero en los países en los que opera significaban que tenía que considerar más cargos.

Los prestamistas británicos probablemente cobrarían primero a los grandes depositantes corporativos y a los consumidores como último recurso.

En Suiza, los grandes bancos no trasladaron inicialmente las tasas negativas a los clientes privados y a las pequeñas empresas. Pero cinco años después, casi todos los bancos suizos han traspasado algunas comisiones a los clientes corporativos y particulares con grandes saldos de efectivo.

El aumento de las comisiones bancarias también podría limitar el nivel de las tasas negativas: los depositantes podrían evitar el cobro de tasas negativas o de comisiones sobre sus depósitos si optan por guardar los billetes.

(Reporte de William Schomberg en Londres, Leika Kihara en Tokio y Balazs Koranyi en Fráncfort. Editado en español por Javier López de Lérida)

tagreuters.com2021binary_LYNXMPEH131FI-BASEIMAGE

Compruebe también

JD Sports comprará una participación del 80% en el minorista online español Deporvillage

28 jun (Reuters) – JD Sports Fashion dijo el lunes que su unidad española comprará …