Demanda de cobre fuera de China crece y acapara la atención

Por Pratima Desai

LONDRES, 3 feb (Reuters) – El aumento de las ventas de bienes de consumo como lavadoras, frigoríficos, congeladores y automóviles fuera de China debería de estimular el consumo de cobre y crear una escasez a fines de este año.

Desde hace años, los precios del cobre fluctúan en función de la demanda de China, el principal consumidor, pero este año, el consumo en otros lugares, como Europa Occidental, también será importante.

Los confinamientos por el coronavirus han hecho que muchos consumidores que en épocas anteriores habrían gastado dinero en vacaciones, restaurantes y otras actividades de ocio, ahora opten por comprar electrodomésticos y bienes duraderos.

Es probable que esta tendencia se mantenga durante algunos meses.

«Estamos viendo un crecimiento rampante en el consumo de metales en los mercados desarrollados en los sectores de la construcción, los electrodomésticos y la automoción, ya que el COVID-19 impulsa las renovaciones del hogar y la demanda por nuevas viviendas», dijo el analista de Citi Oliver Nugent.

Nugent espera que el mercado del cobre sea deficitario en el segundo semestre y ve un pequeño superávit global para 2021, seguido de déficits en 2022 y 2023.

«En 2021, el mercado prestará más atención a la demanda mundial fuera de China de lo que posiblemente haya hecho en la última década», dijo Nugent. «Un dato del que se habla cada vez más es el del inicio de la construcción de viviendas en Estados Unidos».

Los inicios de construcción de viviendas y los permisos de construcción en Estados Unidos han aumentado desde septiembre.

China representa aproximadamente la mitad del consumo mundial. Gran parte de esta cifra corresponde a productos que se envían a otros países, como se puede ver en las exportaciones chinas de frigoríficos, que aumentaron un 45% en diciembre respecto del año anterior, y de hornos microondas, que subieron un 35%.

En el mismo periodo, la producción de frigoríficos, congeladores y lavadoras en China aumentó un 15%, 36% y 11%, respectivamente.

«Los electrodomésticos contribuyeron de forma significativa a la demanda china de cobre», dijo el analista de BofA Securities Michael Widmer.

«Los aparatos de aire acondicionado, los productos electrónicos y los productos de consumo representaron de octubre a diciembre del año pasado algo menos de un tercio de la demanda china de cobre».

Widmer espera que el consumo mundial de cobre aumente un 6%, hasta 24,76 millones de toneladas, este año, después de una caída del 1,3% el año pasado, y considera que la cuota europea será de 3,1 millones de toneladas, un 10% más que en 2020.

(Reporte de Pratima Desai. Reporte adicional de Min Zhang en Pekín.; Editado en español por Javier López de Lérida)

tagreuters.com2021binary_LYNXMPEH1219G-BASEIMAGE

Compruebe también

FOREX-El dólar arranca la semana con fuerza y se centra en los datos de empleo

Por Hideyuki Sano TOKIO, 28 jun (Reuters) – El dólar se mantenía firme el lunes, …