El ejército alemán enviará ayuda Portugal y Austria acogerá a algunos pacientes

BERLÍN, 31 ene (Reuters) -El ejército alemán enviará personal y equipos médicos a Portugal, donde las camas libres en las unidades de cuidados intensivos (UCI) se están agotando tras un aumento de las infecciones por coronavirus, según informó el domingo el Ministerio de Defensa en Berlín.

Portugal, que dijo el sábado que sólo siete de las 850 camas de UCI establecidas para los casos de COVID-19 en su territorio continental estaban vacías, había pedido ayuda al Gobierno alemán.

«Apoyaremos a Portugal con personal y equipos médicos», dijo a Reuters un portavoz del Ministerio de Defensa alemán, que añadió que se espera que los detalles se anuncien a principios de esta semana.

Portugal, que ha registrado 711.018 casos y 12.179 muertes por COVID-19, tiene la media móvil de siete días de casos y muertes per cápita más alta del mundo, según el rastreador de datos http://www.ourworldindata.org

La revista alemana Der Spiegel afirmó que los militares tenían previsto enviar a Portugal 27 trabajadores sanitarios que inicialmente permanecerán allí durante tres semanas, así como ventiladores fijos y móviles y camas de campaña para los pacientes.

En respuesta a esa información, el portavoz del Ministerio de Defensa dijo que no podía proporcionar inmediatamente ningún detalle.

Por su parte, Austria acogerá a pacientes de cuidados intensivos procedentes de Portugal, según anunció el canciller austriaco Sebastian Kurz en Twitter.

Un portavoz de Kurz añadió que el número de pacientes aún no está claro y que los dos países están en contacto. Austria ya ha acogido a un pequeño número de pacientes de cuidados intensivos de Francia, Italia y Montenegro.

(Información de Sabine Siebold; editado por Catherine Evans yRaissa Kasolowsky; traducido por Darío Fernández en la redacción de Gdansk)

tagreuters.com2021binary_LYNXMPEH0U091-BASEIMAGE

Compruebe también

Detenidos padres del adolescente que protagonizó tiroteo mortal en Michigan

Inculpan por homicidio a los padres del adolescente de 15 años que abrió fuego el martes en su escuela secundaria de Estados Unidos