Reloj del «Juicio Final» no avanza

El Boletín de Científicos Atómicos, con sede en EEUU, ha decidido este año dejar las manecillas del denominado Reloj del Juicio Final a 100 segundos antes de la medianoche, que simboliza el momento del «apocalipsis». De este modo, el reloj sigue marcando las 23:58:20, la misma hora que el año pasado.

La decisión de no avanzar el reloj se debe a que la pandemia de coronavirus en la que vive inmersa la humanidad desde el año pasado, «aunque letal a gran escala […], no es una amenaza existencial», explicaron los científicos este 27 de enero. «Sus consecuencias son graves y duraderas. Pero el covid-19 no destruirá la civilización y esperamos que la enfermedad retroceda eventualmente», señalaron.

Al mismo tiempo, desde el boletín destacaron que esta «pandemia sirve como una llamada de atención histórica, una ilustración vívida de que los gobiernos nacionales y las organizaciones internacionales no están preparados para manejar las armas nucleares y el cambio climático, que actualmente representan amenazas existenciales para la humanidad, u otros peligros, incluidas pandemias más virulentas y guerra de próxima generación, que podrían amenazar a la civilización en un futuro próximo».

«Algunos desarrollos positivos»
Además, en medio de varios eventos negativos en los campos nuclear, del cambio climático y de la desinformación que «podrían justificar el acercamiento del reloj a la medianoche», la junta de científicos destacó «algunos desarrollos positivos», como la elección de Joe Biden como presidente de EEUU, ya que el político demócrata «reconoce el cambio climático como una amenaza profunda y apoya la cooperación internacional». Así, por ejemplo, EEUU anunció su reincorporación al Acuerdo de París contra el cambio climático y acordó con Rusia prorrogar por cinco años el Tratado de Reducción de Armas Estratégicas, también conocido como Nuevo START o START III, detallan los científicos.

Estos eventos aún no han producido un progreso sustancial hacia un mundo más seguro, por lo que «no son suficientes para alejar el Reloj de la medianoche». «Pero son positivas y pesan contra los profundos peligros del deterioro institucional, el negacionismo de la ciencia, las posturas nucleares agresivas y las campañas de desinformación discutidas en nuestra declaración de 2020», por todo ello, el Reloj del Juicio Final se quedó en el mismo lugar del año pasado, sin avanzar ni retroceder. Aún así, sigue estando más cerca que nunca del ‘apocalipsis’.

¿Qué es el Reloj del Juicio Final?
El proyecto del Reloj del Juicio Final fue creado en 1947 por un grupo de físicos de la Universidad de Chicago, que en la portada de su Boletín de Científicos Atómicos empezaron a publicar la imagen de un reloj que se convirtió en un indicador de la vulnerabilidad del mundo reflejando el grado de amenaza de la proliferación nuclear y el calentamiento global. Cuando apareció por primera vez, sus manecillas estaban a 7 minutos antes de la medianoche.

Ya en 1953, después de que EE.UU. y la Unión Soviética probaran sus artefactos termonucleares, el Reloj del Juicio Final marcó las 23:58, hora a la que volvió en 2018 y 2019. El año más tranquilo fue 1991, cuando las manecillas marcaron 17 minutos hasta el momento del cataclismo nuclear. La decisión de cómo mover las manecillas es tomada por la junta del Boletín de Científicos Atómicos junto con expertos invitados, entre lo que se incluyen varios premios Nobel.

Compruebe también

Los 10 objetos más extraños que la ciencia envió al espacio

Un ejemplo es la gran cantidad de objetos curiosos que han viajado al espacio, muchos …