¿Mayores de 45 años son más propensos a contraer ETS?

Expertos aseguran que las personas mayores de 45 años son más propensas de contraer enfermedades de transmisión sexual (ETS) o infecciones sexuales (ITS), muchas de estas personas desconocen los problemas de tener relaciones sin protección.

Por lo que, investigadores del Reino Unido, Bélgica y los Países Bajos, en pro para la iniciativa de salud realizaron 800 encuestas en adultos, que arrojaron que los cambios a los largo de las décadas influyeron para que las personas mayores tengan más encuentros sexuales y sean sexualmente activas, pero menos de la mitad de los ciudadanos contempla la posibilidad de adquirir alguna enfermedad.

De acuerdo con la encuesta, la mayoría de adultos comentaron que la razón por la que no usan condón es que se consideran monógamos, es decir sólo están con una sola pareja por años y los otros dijeron que por su edad no consideraban que fuera necesario, ya que no había la posibilidad de que quedaran en embarazo.

“Los mayores de 45 años con más riesgo son generalmente aquellos que empiezan nuevas relaciones tras un período de monogamia. A menudo posmenopáusico, cuando el embarazo ya no es una consideración. Sin embargo, le dan poca importancia a las ITS”, afirmó en un comunicado Ian Tyndall, profesor titular de la Universidad de Chichester de Gran Bretaña.

Asimismo, la mayoría de los encuestados expresaron que no han sido examinados o no han ido a consulta para detectar si padecen de alguna enfermedad de transmisión sexual. La vergüenza también es uno de los obstáculos por lo que no van a revisión, debido a que piensan que a su edad serán ‘juzgados’.

Otro de los factores, es que no conocían las afectaciones de las infecciones o no saben dónde queda el puesto de salud más cercano para hacerse los chequeos correspondientes.

Por otro lado, expertos aseguraron que muchos de los servicios y campañas para la salud sexual, están diseñados para jóvenes y muchas de las personas mayores de 45 no recibieron una educación sexual adecuada por el tabú de esa década.

Como lo explicaron algunos de los encuestados, la mayoría de los doctores o enfermeras carecen de conocimientos correspondiente a las ETS. Por tal motivo, los afecta a ellos dado que la mayoría no acude a centros especializados sino a sus médicos de cabecera.

“Es claro, por los números que se reportan sobre el temor a ser juzgados por otras personas importantes que los conocen y por los profesionales de la salud, que el estigma sigue siendo una barrera crucial a enfrentar en cualquier intervención de promoción de la salud sexual”, comentó la investigadora del proyecto, Ruth Lowry.

Lowry Añadió que “los hallazgos también han demostrado que los grupos con una o más desventajas socioeconómicas, como las personas sin hogar, las trabajadoras sexuales, los hablantes de lenguas no nativas y los migrantes, corren un riesgo aún mayor de desconocer su salud sexual y no poder acceder a la servicios apropiados”.

Por último, los expertos concluyen que es un tema complejo para tratar con adultos, ya que la mayoría tiene costumbres radicales y tuvieron una enseñanza casi nula en temas sexuales, pero es relevante que conozcan las consecuencias de no realizarse chequeos anuales, ni protegerse contra este silencioso enemigo.

Notiespartano

Compruebe también

El arte de mantener la química sexual viva

Cuando inicias una relación, generalmente los primeros actos sexuales son fantásticos; hay mucho deseo, excitación y …