Rebelo de Sousa reelegido como presidente de Portugal

Anónimos tras su mascarilla, socialmente distanciados y cada votante con su propio bolígrafo para evitar la propagación de virus, los portugueses se dirigieron este domingo a las urnas con el país colapsado por el Covid-19 para decidir el cargo de presidente. Clara, una limpiadora ataviada con visera, mascarilla y un chaleco, informaba a los votantes que es parte del equipo de la mesa electoral de uno de los colegios del centro de Lisboa. Su misión era entrar en la solitaria cabina de votación cada vez que salía un elector para limpiarla con desinfectante. «Sin una sola excepción», advertía.

«A los que puedan y quieran votar, superen sus miedos», declaró el actual jefe de Estado, reelegido por un 64% de apoyo con el 32% del escrutinio, Marcelo Rebelo de Sousa, tras haber votado él mismo en su bastión de Celorico de Basto. «La votación va bien en todo el país, con distanciamiento, respeto a las normas sanitarias y paciencia por parte de los portugueses. (…) La gente puede votar sin ningún problema«, insistió. Los portugueses le han dado su apoyo muy por encima de sus rivales.

El actual presidente de Portugal, del Partido Socialdemócrata de centro derecha, arrasa en primera vuelta sin necesidad de acudir a la segunda. «Estoy aquí de las primeras en evitar los grupos y las colas«, contaba a la agencia Reuters Cristina Queda, de 58 años, que llegó a su mesa electoral en Lisboa nada más abrir a las 8 de la mañana. «Como la fecha de las elecciones al final no cambió, yo decidí llegar temprano para evitar las colas».

Poco menos de dos tercios de los portugueses pensaban que la elección debería haberse pospuesto debido a la pandemia, según una encuesta realizada la semana pasada por el instituto de investigación ISC / ISCTE. Los electores que llegaron después tuvieron que esperar alrededor de media hora, al menos en Lisboa, en colas que daban la vuelta a la manzana, ya que las reglas dictaban que los votantes debían pararse a dos metros de distancia con solo una persona permitida dentro de la sala de votación a la vez.

Los encuestadores, que predecían una abstención récord del 60-70%, en parte porque cientos de miles de votantes estaban en cuarentena, no acertaron: la participación fue del 35,4% a las 16:00 horas, por un 37,7% de hace cinco años. Al emitir su voto en una escuela de Lisboa, el primer ministro Antonio Costa dijo que se tomaron todas las medidas para evitar el contagio. «Todas las disposiciones están en su lugar», dijo Costa. «Estamos en un momento muy grave de la pandemia: se hizo todo lo posible para que la gente pudiera ejercer su derecho democrático al voto«.

El país de 10 millones de personas está experimentando un fuerte aumento de positivos después de la Navidad, con el promedio móvil de siete días más alto del mundo de casos nuevos y muertes per cápita, según el rastreador de datos de la Universidad de Oxford.

El número de muertes por Covid-19 batió este domingo récords por séptimo día consecutivo, con 275 y las hospitalizaciones también en su punto más alto. Las ambulancias hacían cola, igual que los votantes, en los hospitales de Lisboa a plena capacidad. «No estoy de acuerdo en que la fecha no haya cambiado», dijo José Antonio Queda, de 72 años, quien también votó temprano con su esposa. «Si estamos en confinamiento, deberíamos evitar el virus tanto como sea posible». «Aunque sea importante venir a votar mientras estás encerrado, no tiene sentido salir de casa y reagruparte con miles de personas«, comentó Luis Araujo la agencia AFP.

Notiespartano

Compruebe también

Golpe de Estado en Sudán

Golpe de Estado Hombres armados arrestaron el lunes a varios líderes de Sudán, dijo a la agencia francesa AFP una fuente del gobierno