China someterá a los viajeros del Año Nuevo Lunar a pruebas de COVID-19

PEKÍN, 21 ene (Reuters) – China tiene previsto imponer estrictos requisitos de pruebas de COVID durante la temporada de vacaciones del Año Nuevo Lunar, en la que se espera que viajen decenas de millones de personas, como parte de las medidas para combatir la peor ola de nuevas infecciones desde marzo de 2020.

Shanghái informó el jueves de sus primeros casos de transmisión local en dos meses, lo que subraya el creciente riesgo de que el virus se propague a otros lugares.

Millones de personas en la provincia de Hebei, alrededor de Pekín, y en las provincias nororientales de Jilin y Heilongjiang han sido confinadas en las últimas semanas.

Las autoridades están pidiendo a la gente que se quede en casa durante la temporada de vacaciones de febrero en un esfuerzo por prevenir otro brote grave.

Los gobiernos locales también están adoptando nuevas restricciones en las zonas que aún no han sufrido brotes importantes, incluida una ciudad del sudoeste que ha prohibido la entrada a los extranjeros.

El 20 de enero se registraron 144 nuevos casos, según informó el jueves la Comisión Nacional de Salud, cifra que coincide con el total reportado el 14 de enero y que supone el mayor número de infecciones diarias desde el 1 de marzo. Sin embargo, la cifra sigue siendo muy baja en comparación con lo que vivió China en el punto álgido del brote en enero-febrero de 2020.

(Información de Jing Wang y Brenda Goh en Shanghái, Gabriel Crossley y Roxanne Liu en Pekín; escrito por Se Young Lee; editado por Jacqueline Wong, Gerry Doyle y Michael Perry; traducido por Tomás Cobos)

tagreuters.com2021binary_LYNXMPEH0K0IX-BASEIMAGE

Compruebe también

Ómicron representa «un riesgo muy alto» para el mundo advierte OMS

Ómicron es más resistentes a la inmunización y más contagiosas, el riesgo de que la variante se transmita en todo el mundo es "alto"